SEGUINOS

POSADAS

Cuando las condiciones están dadas, la sociedad es libre para debatir

Misiones continúa avanzando en dirección a una visión integradora buscando resolver la ecuación recursos-desarrollo en beneficio del bien común. No es tarea sencilla, habida cuenta de las posiciones extremas que dominaron al mundo como acción y reacción: el “progreso” de mediados del siglo pasado, que arrasó con los recursos naturales y el conservadurismo que pretendió impedir hasta la explotación agrícola, de fines de aquella centuria. Otra visión que procura la síntesis es la que domina hoy un mundo que se percibe como integrado y con escasos recursos disponibles.

Por eso ingresamos a la “biopolítica” definía el presidente de la Legislatura Carlos Rovira a propósito de la aprobación de la ley de ordenamiento de bosques, haciendo notar que Misiones actualizaba en la norma criterios que desde tiempo atrás viene sustentando con una cartera específica como lo es el ministerio de Ecología, vanguardia en el país, hasta para el gobierno nacional.



Tampoco es aquella la única norma sancionada en lo que va del año que refiere cuestiones relativas a los recursos naturales. Poco tiempo atrás se sancionó la de fito medicamentos y otra relativa al banco de germoplasma, por caso. Pero además, Rovira señaló que Misiones está generando oxígeno y en el futuro deberán resarcirla por ello tanto la Nación como el mundo.



Desde el punto de vista estrictamente político-partidario, cabe también advertir que estas normas se vienen sancionando por unanimidad de los miembros de la Cámara de Representantes, inclusive con el voto favorable de quienes en el pasado cuestionaban a legisladores de la oposición que acompañaron iniciativas del oficialismo. Estos diputados debieron soportar acusaciones variopintas de las que nadie se disculpó hasta ahora cuando acompañan iniciativas porque están de acuerdo con ellas.



Inclusive superados por los mismos protagonistas de una actividad se ven en la necesidad de retirar objeciones dadas. O cuando tras salir airadamente del recinto de sesiones vuelven a él para dar su consentimiento a las normas que siguen aprobándose en aras de alguna necesidad planteada por la sociedad. Claro que hay asimismo cuestiones internas que pretenden mantenerse fuera de la luz pública. Tal parece ser el caso del malestar existente entre la conducción nacional del Pro, liderada por Mauricio Macri y próxima al ex gobernador Ramón Puerta, con la conducción provincial que hasta ahora ejerce el diputado Claudio Wipplinger, distanciado en la actualidad del también ex presidente efímero de la Nación. Wipplinger pretendió descalificar al mensajero –Canal 6, Noticiasdel6.com- pero terminó admitiendo un fuerte cruce verbal con Jorge Macri –el pariente que maneja el Pro-, otorgando sustento a las insistentes versiones de una intervención.
 



En otro orden, hubo definiciones gubernativas en la semana que acaba de concluir. Es que el gobernador Maurice Closs buscó echar luz sobre cuestiones en torno de las que se generan debates que no se atienen a los papeles firmados a pesar de que son los que dan verosimilitud al estado de situación de esas mega obras; la mayoría de ellas, en el estadio de proyectos.



Tales los casos de Garabí, los nuevos puentes sobre los ríos Paraná o Uruguay, la autovía de la ruta nacional 14. El gasoducto, en cambio, es una concreción a largo plazo, porque el ducto de más de 4.000 kilómetros, de los cuales unos 600 corresponden a Misiones, estará finalizado para el 2014.



El informe oficial despejó dudas, puso los puntos sobre las íes. Pero dejó abierto un interrogante: si todos quieren Garabí: La Argentina y Corrientes; Brasil y Río Grande do Sul, no habría llegado el momento ya de que Misiones determinara de modo específico sus exigencias?.



Porque la hipótesis que se maneja es que sería factible la realización de la represa con dos cierres, Garabí y Panambí. Es la hipótesis sobre la que se va a trabajar al elaborarse el estudio de factibilidad y de impacto ambiental encomendado por los presidentes Cristina de Kirchner y Lula Da Silva. Sobre esa misma hipótesis no sería más que oportuno definir qué va a exigir Misiones como condición sine qua non. Máxime si se tiene en cuenta que la Nación está dispuesta a invertir el orden y hacer primero las llamadas obras complementarias que atiendan las necesidades de las poblaciones afectadas por el impacto ambiental.



No sea cosa que se dejen las hipótesis sólo en manos de los que sí quieren que se haga la represa y, en ese empuje, se avancen en aquella complementariedad con especificaciones imaginadas en escritorios de Buenos Aires. Demasiada dolorosa memoria tiene Misiones de decisiones tomadas en la porteña Capital Federal. De hecho todavía hoy está planteando que es acá donde comienza el país, no donde termina.



El Gasoducto es hoy una realidad que empieza a ejecutarse después de decenas de reclamos.



Todavía no se consiguió, en cambio, que la Autovía de la ruta nacional 14 llegue también al territorio misionero donde decenas de camiones argentinos, brasileños, chilenos, paraguayos recorren sus rutas, caminos, calles urbanas, en una integración regional cotidiana, de la que poco sabe Buenos Aires. Para la Capital Federal la ruta 14 es del Mercosur en el tramo Ceibas-Paso de los Libres.



Es cierto que las elecciones generales están a la vista. Pero cuestiones como ésta que deben ser parte de políticas de Estado debieran superarlas con largueza. Cada vez más se trabaja sobre planes estratégicos con la mira puesta en el corto, mediano y largo plazo. En Posadas se avanzó inclusive con las fuerzas vivas, además de las autoridades. En definitiva son los líderes los que toman decisiones y en tanto éstas estén fundadas en criterios de razonabilidad, integradores, que miren el conjunto de factores que conforman la realidad, los ciudadanos, los habitantes, habrán de acompañarlos.



Misiones es una provincia que siempre avanza posiciones de vanguardia. Y las lleva adelante con mayor ejecutividad cuando, como ahora, sus instituciones están en plena vigencia, la democracia es un estilo de vida y la economía se mantiene en crecimiento.



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas