SEGUINOS

POSADAS

Cuidar los espacios de todos, compromiso del conjunto y de los vecinos

En los ’70, intendente que inauguraba un foco en una esquina de Posadas del alumbrado público, hacía un acto y llamaba a la prensa. Ni qué decir cuando se inauguraba una farola. Más aún cuando se inauguraron las luminarias de La Rotonda. Es que se sabía que los posadeños ansiaban ver que la ciudad se modernizaba, que se ponía a tono con los tiempos. En aquel entonces, virtualmente nada se modificaba en la capital provincial.






Ahora en cambio, las transformaciones han sido pronunciadas. Efectivamente hay una modernización urbanística de Posadas y, sin embargo, es como que no se alcanzara a evaluar lo sucedido en toda su dimensión. Al menos una parte de la sociedad. Porque no se cuida lo conseguido.



 



Los actos vandálicos se observaron ya en los primeros tramos de la extensa Costanera. Fue cuando se quitaban las rejas de las barandas que dan sobre el río Paraná. Es más, fue la reiterada recomendación que efectuaron las primeras personas que llegaban a disfrutar del nuevo centro de recreación El Brete, cuando éste se habilitó al uso público.



 



A las exhortaciones de los propios vecinos se habrían de sumar más tarde la de funcionarios. Porque a poco de andar empezaron también allí los desmanes. Con rotura de quinchos, o quita de columnas. Rotas y tiradas. ¿Será imprescindible establecer una guardia permanente para cuidar bienes físicos, las 24 horas del día y los 365 días del año?



 



Sería ideal que no fuera así. Que no sea Mnster enrejar plazas como hace la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sería más que destacable que Posadas continuara manteniendo su condición de ciudad pacífica y de convivencia y que sean los propios vecinos los que cuiden lo que es de todos. Para disfrutar a pleno, sin inconvenientes, las obras de infraestructura puestas a su disposición.



 



Hasta se podría inaugurar una modalidad propia. Que sean los mismos vecinos de cada paseo los que los cuiden, asegurándose su preservación, limpieza, mantenimiento de plantas y flores.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas