SEGUINOS

POSADAS

De cuervos y caranchos… Por J.C. Duarte

El cuerpo está todavía caliente y, ya empezó el revoloteo nervioso de caranchos y cuervos, que quieren empezar el festín. El mismo día del fallecimiento del doctor Carlos Néstor Kirchner aparecieron dos noticias: un hecho económico, que parecía festejar tal desgracia argentina, y una interpretación escrita descarada por parte de un de los voceros de la oligarquía argentina.

Primero se preguntara porque caranchos y cuervos, y tiene razón son la misma cosa: carroñeros, es decir viven de la muerte, comen osamenta. Diríamos es lo que hacen, lo normal, incluso graznan con los mismos sonidos. Los caranchos parece que están mas al sur. Lo de cuervo es porque vive en estas latitudes es mas nuestro. (vio!)



Están al acecho, esto es lo que no tenemos que perder de vista, no confundirse con las apelaciones vistas y escuchadas con relación al duelo iniciado con una aparente coincidencia en cuanto dolor, tristeza y congoja, en realidad esperan la movida inicial que actualmente es potestad del gobierno. Estas apreciaciones no parece un excesivo celo en el cuidado del proyecto, ya han aparecido expresiones veladas, como el intento de volver con la presión de aquella agenda de la oligarquía del 2003, varias veces rechazada.



El hecho mencionado se puede resumir con un artículo de prensa que dice: “El alza desmesurada y especulativa de acciones y bonos argentinos en la plaza de Wall Street en el día de la muerte de Néstor Kirchner fue, con todo el impudor del capital, la forma de festejar la muerte por parte del mundo de las corporaciones económicas… Ese recibimiento de la noticia expone como ninguna otra evaluación que el poder económico está incómodo en el presente momento político y social. Que no le gusta, que prefiere otro y que trabaja con entusiasmo para su clausura. No es un dato para menospreciar cuando se elaboran caracterizaciones de la etapa inaugurada por Kirchner. Esa abierta toma de posición del poder no implica que el kirchnerismo haya sido y pretenda serlo una corriente de ruptura con el capital…En realidad, el capital más concentrado no quiere ni le interesa participar de la experiencia de construir un sendero económico de inclusión social. En cambio, piden un control más estricto de los aumentos salariales, la reducción del gasto público y la restricción de la emisión monetaria. Todos los representantes de las principales cámaras empresarias se unifican en el reclamo de una menor intervención del Estado.”



Aquí leímos “se apagó el alma del oficialismo nacional… el Gobierno debe arrancar otra etapa…tiene que cambiar la forma de ejercer el poder”. O se quiere asustar con un “vacío de poder en la Argentina”, o se caracterizan al doctor Kirchner de vehemente, apasionado, afortunado, temerario, imposible de encasillar, que murió antes que su imprudencia venciera su fortuna” y otros afirmaciones del mismo tenor coincidentes con las primeras líneas de exigencias. Los locales aceptan y festejan los episodios vinculados a alza de los bonos.



Estas imposiciones se resumen  “Ella ocupa ahora el centro de la escena y tiene la oportunidad de ejercer el poder por sí misma… Tiene la oportunidad de modificar, rectificar, corregir, cambiar una serie de aspectos, estilos, orientaciones y políticas impuestas por su marido,… Tiene la oportunidad de modificar, rectificar, corregir, cambiar una serie de aspectos, estilos, orientaciones y políticas impuestas por su marido,… tomar distancia de Hugo Moyano y terminar con su influencia. Quizás será lo primero que el mundo político mirará para saber si está dispuesta a cambiar… Si ella insiste en la línea fijada por su marido, no le será fácil gobernar. Ella no es la misma persona y además ese estilo, estaba claramente en crisis. La continuidad institucional no está en riesgo en la Argentina, pero puede estarlo la gobernabilidad en el final en el tramo final del mandato de Cristina.” También se llego a especulaciones increíbles con “puede ser también el anticipo de un futuro tormentoso. El de un pavoroso aislamiento, el de una recelosa y perturbadora soledad”.



La coincidencia de los locales es plena aceptando “el tiempo que tiene Cristina es de 60 días para cambiar”, o cuando nos quieren hacer creer que “todos se aprestan a la acción política” y que en realidad los únicos que están con las barbas en remojo son ellos porque han construido un discurso opositor confrontativo y destructivo contra una persona que ya no está. Además la constante consideración  diminutiva para todos los logros, que son de pleno reconocimiento y aceptación, un ejemplo emblemático los es el querer desconocer su liderazgo latinoamericano. La oposición se encuentra en una encrucijada porque había hecho eje en el rechazo a Kirchner y ahora tiene que elaborar un discurso nuevo. Tras su muerte, la imagen positiva del ex presidente es altísima”.



De nuevo ha sido el pueblo el que terció y puso las cosas en su lugar con una demostración muy clara de presencia en millones de personas acompañando la despedida con un sinnúmero de gestos, actos, defensas, y con el compromiso de sostenerlas a cualquier precio.



Un dato cuantitativo del mismo los da el encuestador Enrique Zuleta Puceiro, Néstor Kirchner fue inhumado con un 78 por ciento de imagen positiva: 18 por ciento de los encuestados dijo tener una opinión muy buena y 60 por ciento una imagen buena. 



Cuidado, los muertos que vosotros queréis usar están plenamente vigentes y hay un pueblo que no está dispuesto a soportar más observar el festín con los que suelen agasajarse luego de vuestras felonías.
La construcción de una Nación,  darle contenido a su Democracia, sostener a la República y sus Instituciones, es tarea del Gobierno, la Oposición, de la Sociedad Organizada, de Hombres y Mujeres con responsabilidad, respeto, y confianza. Es posible alcanzar tal propósito para ello tenemos que actuar con verdad, equidad, y honor. Exijámonos como participantes, porque debemos tener un futuro de crecimiento, en paz, y para todos.
 
Julio Cesar Duarte    
Afiliado Partido Concordia Social

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas