SEGUINOS

Opinión

Debate: ¿Los radares sí o los radares no en Misiones?

Argentina tiene sin lugar a dudas un problema muy serio con respecto a los “accidentes de tránsito” que año a año suma aproximadamente 7.500 personas fallecidas y miles y miles de heridos con consecuencias diversas desde perdida de miembros corporales, largos tratamientos de kinesiología. Muchos quedan con diferentes “cicatrices” por la misma problemática.

En Misiones mueren anualmente según a quien le preguntés: Luchemos por la Vida nos dice que fallecieron 349 personas; mis propios datos estadísticos hablan de 320 aproximadamente; otros 250 y hasta 120. En fín, es complicado lograr información real cuando algunos creen que no diciendo los datos reales van a dejar de morir gente por los accidentes de tránsito.

Personalmente creo que si no reconocemos el problema y no lo exponemos a la sociedad y a los funcionarios nuestra realidad, las cosas no van a cambiar, aún a costa de ganar enemigos. Todavía recuerdo en cierta ocasión conocí a un funcionario de área de Transito de nuestra provincia y al presentarme me dice… “Ah, usted es nuestro enemigo”. Pensé que poca capacidad de crítica o de autocrítica tienen algunos. Yo no trabajo en el tema para hacer amigos o cómplices. Trabajo el tema porque me apasiona. Lo estudio todo el tiempo. Lo padezco.

Lo sufro como muchos usuarios de la vía pública. Me preocupa el futuro. Tengo 3 hijos y lo que vivirán ellos en el tránsito será producto de nuestras acciones o de nuestra falta de acciones para cambiar la realidad. Hemos perdido mucho tiempo para realizar acciones eficaces en la lucha para frenar esta pandemia en Argentina y principalmente Misiones. Estadísticamente hablando estamos en 5to lugar entre las provincias con más muertos por accidentes de tránsito, pero no ahora… hace años. En cierta forma todavía estamos sin iniciar acciones concretas. Necesitamos un plan provincial de mejoramiento de tránsito y la seguridad vial.

Necesitamos un plan nacional de mejoramiento del tránsito y de seguridad vial. El federalismo es un sueño. Nos hemos acostumbrado a esperar que desde Buenos Aires nos digan o nos marquen cuales son los problemas que tenemos en las provincias y cuáles son las acciones a seguir. La Agencia Nacional de Seguridad Vial, organismo rector en la materia, creado para indicar y crear planes para mejorar la seguridad vial en Argentina hoy en día no tiene planes, acciones ni mucha participación real en la problemática. (Solo se ven los spots publicitarios y muy poco más).

En Misiones, no es muy diferente la participación de nuestro Concejo Provincial de Seguridad Vial que al igual que los organismos parecidos del resto del país también espera instrucciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial o de lo que diga la Nación. Pero esa es otra historia de la cual prefiero no hablar demasiado por ahora. ¿Por qué tenemos que esperar que nos digan de Buenos Aires lo que es mejor para los misioneros. Pienso que los problemas de los misioneros los tenemos que resolver entre nosotros y si no podemos ahí pedir ayuda a la Nación.

¿Sabías que el 95 % de los muertos o víctimas de los accidentes de tránsito son misioneros? ¿Quién no conoce a alguien que se murió por culpa de un accidente de tránsito? No quiero hacer muy larga esta nota, son muchas cosas que podemos hacer. Muchas sin necesidad de gastar plata que es una de las limitaciones que siempre aparecen por parte de funcionarios que no quieren trabajar demasiado. (Sigo haciendo amigos). El tema es complejo y la solución también. Tenemos 4 problemas principales en esta materia. La Educación Vial (o la falta de ella); los controles (que hoy no sirven y son obsoletos los que se hacen para prevención); la infraestructura; y el más importante, el compromiso. Las cosas no cambian porque no tenemos el suficiente compromiso de cambiar la realidad.
El ejemplo de la falta de compromiso es: Misiones tiene 76 municipalidades ¿Sabes cuántos tienen alcohol cero para conducir automóviles? Solamente 2 ¿Y en los otros 74 no mueren gente por culpa de los borrachos manejando?
El alcohol cero no es “la solución” a los problemas de los accidentes, pero sí en un porcentaje. Suma otras acciones a diferentes frentes que acción que puedas plantear y vas a ir bajando los índices.

Les cuento que en Córdoba, el primer año que se implementó el alcohol cero se bajó un 20 % la cantidad de muertos. Imagínate que si hubiese eso en Misiones sería el equivalente a bajar de los 349 muertos del año pasado a 280 personas fallecidas. 70 personas menos entre los fallecidos. Todavía estamos discutiendo con los índices altísimos que tenemos si el alcohol cero aporta o no soluciones a la problemática.
Otro tema es el de tener el material para controlar. El Estado debe tener las herramientas para realizar los controles adecuadamente. ¿De qué te sirve tener alcohol cero si no tenés alcoholímetros? … En fín, No quiero irme del tema original.

Radares. Sabemos que en el mundo se usan hace muchos años, sabemos que algunos países vecinos los usan y cuando vamos allá nos cuidamos y los respetamos. Sabemos que si se utilizan bien salvan vidas. No es “la respuesta” salvadora de nuestra realidad con respecto a las víctimas de los accidentes de tránsito, pero sí son una herramienta más para hacer bajar los índices de muertos y de accidentes.

¿Sabías que más del 54 % de las víctimas de accidentes de tránsito son en áreas urbanas? En nuestras ciudades o pueblos. Si. No son en la ruta la mayoría. Por eso la respuesta debe ser múltiple. No solo de radares. Apostar únicamente los radares es ver una parte del problema y no la totalidad. Hace muchos años en nuestra provincia ya se apuntó a los radares y al scoring. ¿Te acordas?. Yo sí. Me valió discusiones con funcionarios de otra época en las que les decía que no debían apuntar solo a eso. (Sigo haciendo amigos).

No tenemos que tener dudas en apoyar la radarización de las rutas de la provincia. Necesitamos bajar los índices, necesitamos cambiar nuestra forma de hacer las cosas en la ruta. Antes decíamos me voy a Oberá… en 1 hora estoy ahí. O me voy a Iguazú…en 3 horas estoy ahí. Ya no más. No por los radares que son necesarios para hacernos acordar que tenemos que viajar más despacio. El tránsito cambió. Cada año se suman a las mismas calles rutas y avenidas algo así como 800.000 vehículos. Cada vez fabricamos autos más rápidos. Somos un pueblo complicado los argentinos, cuando vamos a comprar un auto 0 km preguntamos si el auto tiene Bluetooth, wifi o puesto USB. No preguntamos si tiene Airbags, ABs (sistema aintiblocante de frenos) o control de tracción. En fin, me sigo yendo de tema.
Amigos… SI a los radares. Sin ninguna duda. Si a los radares habilitados, Si a los radares bien colocados y bien señalizados. Creo que llevará tiempo lograr que nos acostumbremos a ellos. Es un cambio cultural duro pero muy necesario. Solo pido siempre a las autoridades del área que los mismos sean manejados por personal habilitado, que se haga según la reglamentación de la A.N.S.V. Que sean bien señalizados, que se pongan en los lugares donde dice la reglamentación (lugares donde acaecieron siniestros viales o lugares peligrosos). Que no se pongan en curvas sin señalizar, tampoco en medio de cerros.

Nunca olvidemos que son necesarios para hacernos acordar que debemos viajar más despacio y a velocidades reglamentarias. Las cosas realizadas por personas suelen ser sujeto de errores. Si vemos situaciones diferentes o irregulares hagamos llegar a las autoridades tales situaciones. Controlemos entre todos para mejorar. El cambio es posible. El cambio es necesario. Voy a seguir insistiendo desde el lugar que sea con lograr cambios para mejorar. Saludos a todos.

Luis Di Falco. Abogado. Magister en Seguridad Vial. Instructor Profesional de Técnicas de Conducción Vehicular.

Descargar Semanario Seis Páginas