SEGUINOS

Enfoque

Debates armados para desinstalar preocupaciones centrales sobre inflación, pobreza, desempleo

En la semana se posicionaron tres grandes ejes, algunos fomentados por el gobierno nacional, alentando una renovación de “la grieta” aunque más corrida hacia la sociedad que hacia el enfrentamiento visto hasta ahora, otros surgidos de la propia realidad y finalmente un primer sondeo por candidaturas para el 2019.

El primer debate se promovió desde posiciones contradictorias del mismo oficialismo: aborto legal y gratuito; y quienes se niegan a discutir sobre matar o no, en este último caso con preeminencia del componente de la fe religiosa. La contradicción oficial se podía ver hasta en el representante por Misiones: el senador del PRO a favor del aborto y la vicepresidente Michetti, titular de la Cámara alta del Congreso de la Nación, en contra.

 

Y la pregunta relativa a porqué se obliga a la sociedad a enfocarse en ese debate vinculó la decisión oficial al hecho que el Papa Francisco no viene a la Argentina. Que se ocupa de un mundo mucho más amplio que la Argentina, a pesar de ser de acá. Sin embargo, esa pregunta abre otra: qué pasa si el papa viene a la Argentina y baja un sermón acerca de cuál es el trabajo que deben realizar en el gobierno o cuál el de las empresas, haciéndose eco de aquello que decía San Agustín: la política sirve para el bien común.

Amplios sectores de la sociedad no están  siendo contenidos por las políticas actuales y se supone que el papa siguiendo principios evangélicos estará del lado de los pobres. Porque estas políticas  impuestas a la Argentina por el Fondo Monetario Internacional , gradual o no, impacta en los sectores más vulnerables.

Los 130 millones de pesos

Habría entonces una especie de guerra entre quienes tienen el poder y quienes la billetera. Quizás por eso también aparecieron los 130 millones de pesos que destina el Estado nacional al sueldo de los obispos. Porque un legislador supuestamente en forma ingenua pregunta al Jefe de Gabinete acerca de esa inclusión en el Presupuesto de la Nación, siendo que todos los legisladores conocieron el Presupuesto cuando lo votaron.

Por un lado no importa si viene el Papa Francisco, según lo dice Durán Barba, un consultor reconocido. Y por el otros e desata una especie de guerra santa con el tema del aborto, en el que la gente se ve obligada a tomar posición. Y aparecen entonces las encuestas. Como la reciente de Gustavo Córdoba, que agrega a su último sondeo de opinión y consigna que aprueba totalmente el aborto legal y gratuito un 38% y “aprueba algo” –habría que ver en qué consiste ese aprobar algo- un 27% , lo que dar un número alto de aprobación. En tanto que desaprueba totalmente un 19% y “desaprueba algo” un 10%.

Pero los relevamientos que han realizado los colectivos a favor de la vida muestran otros resultados.

También Córdoba incluye otra hoja a su último sondeo de opinión y encuentra que un 52% aprueba esa idea de desfinanciar la Iglesia católica, con lo que aparece la grieta de nuevo ya que la otra mitad piensa que esa financiación no mueve la aguja.

De la misma manera que personas a favor o no del aborto desenfoca otros temas importantes de la cotidianidad. Lo hace también esos 130 millones de pesos destinados al pago de los sueldos de los obispos porque no son un número importante en un Presupuesto como el de la Argentina. Y esas cortinas de humo van a terminar seguramente llevándose puestas posiciones contradictorias de senadores y diputados, reinstalando la división entre los anti y los pro. Nos sometemos a un debate de grieta innecesario instalando un tema para desenfocar otro.

La inflación, N° 1

Porque el número 1 en la preocupación nacional es la inflación, no el aborto o la Iglesia católica. Tampoco figura el tema de si los extranjeros deben pagar o no en los hospitales públicos. Hubieran preguntado a Misiones que hace tiempo superó la cuestión.

Es que en la inflación somos de nuevo noticia internacional –CNN, BBC- con un 27%, que posiciona a la Argentina en el quinto lugar en un ranking mundial con países como Angola, a pesar de que la realidad de este país es muy distinta a la de uno de Africa. Hace dos años no se consideraba necesario el FMI y ahora vino su principal referente a respaldar las políticas que lleva adelante el Gobierno. Esto en medio del rollo de las off shore, de la renuncia de unos o la aparición de otros altos componentes del gabinete nacional.

Había sido que no era tan fácil controlar la inflación. Que está atada al futuro político que pueda tener el país, a los que no les gustan inclusive las políticas del Presidente, a los que quieren que la vaya bien a la Argentina, para que les vaya bien a todos.

Artículo 10, ITC Diferenciado

Sin embargo en Misiones se van a cumplir dos años –el 2 de agosto- que no se reglamenta el artículo 10 de la ley Pyme, promovida por oficialistas y opositores. Con el baldazo de agua fría relativo a que no vuelve el ITC Diferenciado y el impacto en el bolsillo: porque se ahorra 10 pesos por litro de nafta si se carga en Paraguay. Y ni qué hablar si se hace la carga en Brasil. Y aparece el “ya que”: ya que estoy aquí cargando nafta, compro otras cosas. Y el impacto negativo en Misiones.

Por eso es tan valorable las actitudes de la Confederación Económica de Misiones, de las cámaras empresariales, de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, del Gobierno de Misiones, de los 5 Bancos que posibilitan El Reventón, el Ahora Misiones prorrogado. Todo para darle una dinámica a una economía que está hundida, con riesgo de pérdidas de trabajo y un Norte incierto. Y entonces lo del artículo 10 se vuelve una cuestión de fe –al decir del contador y vicepresidente de la CEM,  Alejandro Haene- .

La pregunta: acaso están esperando la convocatoria a elecciones para ir con este as en la manga: la reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme. Porque cuál es el problema para no hacerlo. Tal vez no les interesa el impacto de este modelo económico en las zonas de frontera o en las Provincias pequeñas como Misiones, que no gravitan en el escenario electoral.

El país federal

El país tiene que ser federal, a pesar de que la fórmula presidencial en la que se está pensando en Mauricio Macri- María Eugenia Vidal. La Gobernadora está estirando mucho en las encuestas, con una imagen positiva superior a la del Presidente que, a su vez, cae mucho en imagen. Pero será una fórmula centralista.

Y ahí el tercer eje, el de las candidaturas. El diputado Luis Pastori se sumó a los que piden mayor protagonismo para la UCR en la alianza Cambiemos. Y muchos lo ven como el vicepresidente de un candidato considerado natural del PRO, Humberto Schiavoni. El actual senador, sin embargo, supera el parámetro impuesto por Durán Barba: los candidatos no pueden tener más de 55 años. Pero Schiavoni puede sortearlo porque es el presidente y un fundador del PRO.

No obstante, tendrían que buscar un vice de más frescura y el dilema es si provendrá de la UCR o del PRO, y ¿será una mujer?. Habrá interna en Cambiemos o se actuará como en los últimos comicios.

Las respuestas vendrán después del Mundial de Rusia. En el caso del oficialismo de Misiones: hay que seguir campeando la situación, el gobernador Hugo Passalacqua se mostró con su par de Córdoba Juan Schiaretti, uno de los que pretenden aglutinar sectores del PJ para enfrentar a Macri-Vidal: centralismo versus Provincias.

El cordobés habló muy bien del misionero y entonces se abren interrogantes acerca de cuál será el proyecto a futuro de las Provincias y si se pueden desprender esos sectores de la ex presidenta que puede ser un factor que potencie al presidente Macri.

A nivel provincial y atendiendo al discurso de Carlos Rovira se impone naturalmente el médico Oscar Herrera Ahuad como candidato principal en las próximas elecciones. Pero recién después del Mundial se correrá la carrera electoral, con otro ritmo.