SEGUINOS

POSADAS

Declaró Rey y Gallardo está en terapia intensiva

El ex juez de Instrucción José Luis Rey declaró durante más de tres horas ante el juez federal Norberto Oyarbide en la causa de las escuchas ilegales y luego fue trasladado al Penal de Marcos Paz, el mismo lugar donde están alojados el ex comisario Jorge “Fino” Palacios y el espía Ciro James.

Durante su declaración, Rey explicó que el oficial ayudante de la Policía Diego Gastón Guarda era quien acercaba al Juzgado los números a ser intervenidos y siempre adujo que eran producto de las investigaciones que realizaba en la calle. En ese sentido, el ex juez explicó la forma en que se realizaban las escuchas y por pedido de quien se autorizó a James a retirar las cintas y Cds con las escuchas que se realizaron al dirigente judío Sergio Burstein.


En proximidades de Oyarbide, dijeron que el ex magistrado misionero “habló mucho y dijo poco”, con lo cual se deduce que los investigadores no quedaron conformes con sus explicaciones.


Al finalizar la audiencia, el juez porteño ordenó que Rey fuera alojado en el Penal de Marcos Paz, en el sector destinado a integrantes de fuerzas de seguridad, alejado del resto de la población carcelaria debido a su condición de ex juez.


Por otra parte, fuentes judiciales dijeron que el otro juez destituido en Misiones por las escuchas telefónicas, Horacio Gallardo, fue pasado este miércoles a terapia intensiva del Hospital Cosme Argerich, debido a su dolencia cardíaca. Los médicos le realizarán nuevos estudios y por el momento no se sabe cuándo podrá declarar ante el mediático Oyarbide.


La agencia de noticias Telam señaló que el ex juez Rey “estuvo locuaz y no se negó a contestar nada. Pero llegó al extremo de decir que no conocía a Ciro James, con quien llegó a tener hasta tres conversaciones telefónicas en un día”, dijo el fiscal Alberto Nisman, que participó de la indagatoria pese a que el fiscal del caso es el doctor Di Lello.


“No pudo dar una sola explicación satisfactoria sobre los hechos dolosos que se le imputan”, añadió el fiscal, que pidió ser parte de la causa iniciada por una denuncia del dirigente de los familiares de víctimas de la AMIA, Sergio Burstein.


En otro tramo de la indagatoria, el magistrado destituido, negó conocer al también destituido jefe de la Policía Metropolitana, el comisario Jorge “Fino” Palacios, e ignorar quien era el empresario futbolístico Carlos Avila, cuyo teléfono también ordenó intervenir a la SIDE.


Rey pasó su primera noche de detención en una comisaría de la Policía Federal, próxima a los tribunales federales de Retiro. Fuentes judiciales dijeron que será procesado en las próximas horas por Oyarbide, juez federal que debe fijarle además un sitio de detención si le decreta la prisión preventiva, como ocurrió con los restantes procesados.


El defensor de Rey, Arturo César Goldstraj, manifestó que las demoras en presentarse detenido luego de que Oyarbide librara su orden de captura nacional e internacional se debió al temor del ex magistrado por su seguridad personal.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas