SEGUINOS

POSADAS

Defensoría del Niño se ocupará de los casos paradigmáticos, que sienten precedente

El Defensor del Niño, Niña y Adolescente Miguel Molina indicó que el desafío es “construir una cultura de respeto al niño”, en el marco de su “función es holística, es decir integral”, de modo tal que cuando los pequeños de hoy sean adultos conformen una “sociedad con mejor convivencia, mayor razonabilidad. Mientras tanto trataremos de intervenir en las situaciones que nos desgarran internamente”, indicó en declaraciones a /c6.

Molina advirtió, sin embargo que “la Defensoría es independiente y no colisiona con organismos como el Ministerio de Derechos Humanos, Ministerio de Desarrollo Social, o la Justicia. Estamos trabajando con la defensoría de la Provincia de Córdoba, la única otra que existe en el país. La de Misiones fue la segunda creada en la Argentina”.

Añadió que “se ocupará de los casos paradigmáticos, aquellos que pueden sentar precedente” y comentó al ser consultado por las adolescentes que denunciaron a sus padres que se trata de “un cas que está en manos de la justicia. Aunque podría también ameritar un tratamiento excepcional”.

Le competerá a la Defensoría “escuchar al niño y como trasladar esa opinión al mundo de los mayores, porque todavía los consideramos una propiedad del adulto y hasta como persona en formación. Pero los derechos humanos sin indivisibles e iguales para el anciano, el adulto o el niño. Por eso el desafío de la Defensoría es construir una cultura de respeto al niño”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas