SEGUINOS

Salud

Dejando Huellas: el doctor Fukiya y su legado para tratar el cáncer en los más pequeños

En su habitual columna en C6Digital, el neurocirujano infantil Armando Barrera, destacó la trayectoria del doctor Carlos Fukiya, mismo nombre que lleva el Hospital de Día Oncológico del Parque de Salud, en honor a un profesional que con su calidad y calidez humana “supo transmitir a los residentes su pasión por la lucha diaria, en el tratamiento del cáncer de los niños”.

Fukiya en un principio se iba a dedicar a la  nefrología pero luego se inclinó por la hematología y “gracias a eso estuve mucho en los laboratorios, que es lo que más me gusta. Es bueno este trabajo porque al hablar con el paciente uno ya se da cuenta de lo que le pasa”.

Luego de trabajar muchos años en el Samic, decidió ir junto con su familia a Posadas. “Primero viajaba todos los lunes a ver los pacientes pero era imposible seguir así, los resultados de las pruebas las mandaba en colectivos”, contó.

Luego, subrayó “yo sacrifiqué vacaciones por los niños enfermos. Era necesario verlos siempre porque van cambiando de síntomas y uno no puede equivocarse”.

Por su parte, Barrera añadió que “cuando recorro el Hospital y paso por el Servicio de Oncología, ver a aquellos peladitos, con barbijos, tan pequeños, luchando contra esa enfermedad, jugando, esperando ser atendidos, renueva mi admiración por el equipo que se dedica a cuidar tratar, y si lo permite curar, pero por sobre todo siempre acompañar y contener”.

Recalcó la importancia de saber cómo trabajar “aun cuando se sabe de antemano que la batalla está perdida. Qué calidad de ser humano es aquel que está dispuesto a dejar todo siempre. Es amor al prójimo en primera persona”.

Dijo que cada día  los doctores Fernando, Sandra,  Silvana y Laishi, las psicooncologas Andrea Querencio y Luisella Lorenzo, junto al plantel de enfermería y administrativos del servicio “renuevan las esperanzas de niños, padres, hermanos en la lucha diaria, codo a codo, con la dicha de un día más”.

Afirmó que no sólo se trata la enfermedad, sino que también se trata a la persona y su alma. Barrera día a día se pregunta “cómo ellos pueden llevar esa carga, la respuesta es que son personas elegidas. Nadie le confía su tesoro a alguien que no lo cuidará”.

Descargar Semanario Seis Páginas