SEGUINOS

POSADAS

Dejando huellas: la importancia de la profesionalidad del personal de salud para acompañar a mujeres embarazadas

En su habitual columna en C6Digital, el neurocirujano infantil, Mario Armando Barrea, comentó que el equipo de Medicina Fetal con base en el Hospital Materno Neonatal, “es el motor aglutinante, con su formación continua, integrando a las diferentes especialidades, logrando un equipo multi e interdisciplinario”. Añadió que “discusiones apasionadas, basadas en la formación académica y la experiencia de cada uno de los integrantes, llegando a lo que creemos, es lo mejor para la paciente embarazada, él bebe y su familia”. 

Resaltó que desde el centro de salud hace tiempo se alienta a las futuras madres a que tengan un parto respetado y humanizado. Se busca que la madre “se sienta acompañada y no invadida y que el papá se sienta parte involucrada. Siempre hay para mejorar, es un continuo aprendizaje”.

Subrayó que “estoy orgulloso de pertenecer a este equipo, cuando miro hacia atrás, veo lo que ha cambiado la medicina en estos diez años, lo que ha avanzado el hospital, hoy hablamos del Parque de la Salud y de la integración de todos los profesionales que allí trabajamos”.

Barrera contó dos historiales con finales “fuerte”. Hace un tiempo, en el Hospital comenzaron a atender a una pareja joven. La madre tenía 23 años y su hijo tres. Ella, embarazada y seguida por el equipo de Medicina Fetal, se enteró por una ecografía que el feto tenía una hidrocefalia severa, es decir, que el cerebro del bebé prácticamente no se había formado. También se pudo observar una macrocefalia.

Tras la primera entrevista, se explicó a la madre de qué se trataba la patología y “como siempre le aconsejamos llegar al final del embarazo y una vez que nazca el bebé ver luego cómo actuar”.

“Fue un desafío, sabíamos que el pronóstico del bebé era muy malo, con escasas posibilidades de vida fuera de la panza de la mamá, a pesar de nuestro mayores esfuerzos, había que informarlo, a los padres y la familia. Fue una situación por demás angustiante para el equipo, que se conforma con un médico de cada especialidad y la asistencia del psicólogo que nos ayudara a todos, propios y extraños a procesar la información y prepararnos de la mejor forma”, detalló.

Acentuó que él bebe tuvo en las últimas semanas del embarazo un crecimiento mayor de lo habitual, desproporcionado, con un tamaño gigante de la cabeza que ocupaba la mayor parte del útero, que por sus medidas era imposible realizar una cesárea convencional para poder sacarlo y mucho menos un parto.

“Hubo una nueva reunión de especialistas, discusión del caso, cada uno aportando lo mejor. Nuestro objetivo había cambiado, nuestra mirada se dirigió a preservar la vida obstétrica de la mama. Teníamos que pensar, que hiciéramos lo que hiciéramos, esa mamá tenía que tener la posibilidad de un nuevo embarazo y que el mismo no fuera de alto riesgo, por la conducta que tomáramos”, explicó.

La única alternativa a la que llegaron los médicos “era realizar una punción transabdominal, transuterina, trasnscraneana bajo control ecográfico, es decir, una punción a través de la panza de la mama, de su útero y de la cabeza del bebé, con guía ecográfica, para extraer líquido y lograr disminuir el diámetro de la cabeza, para que la cesárea realizada a continuación no pusiera en riesgo la vida de la madre, su condición obstétrica en el futuro, como también la vida del niño”.

Indicó que en el final de la historia “cumplimos con cada uno de los pasos. La mamá está en buenas condiciones, elaborando el duelo de lo sucedido. Él bebe solo vivió algo más de 24 horas”.

Pero hay otra historia, una que habla del compromiso, de la calidad profesional y humana del equipo de trabajo, acompañando a la mamá durante el procedimiento. “Habían obstetras, anestesistas, ecografistas, neonatologos, neurocirujanos, instrumentadores quirúrgicos, enfermeros cada uno esperando su momento en la intervención. Como equipo, estamos satisfechos con nuestro trabajo… dando pequeños pasos, dejando huellas en el camino, sin dudas vamos haciendo historia”, culminó.

 

 

Descargar Semanario Seis Páginas