SEGUINOS

POSADAS

Denuncia por abuso derivó en allanamiento de un Hogar

El supuesto abuso sexual de una menor que desde hace un tiempo se halla alojada en el Hogar Santa Teresita de Posadas, derivó en un allanamiento judicial para que la adolescente fuera sometida a un examen médico a fin de establecer si efectivamente había sido accedida carnalmente por su padre.

La investigación se disparó el viernes de la semana pasada cuando una defensora oficial de menores denunció en la Fiscalía de Instrucción 3 que una adolescente que había sido internada en dicho hogar por disposición del Juzgado de Familia, había sido víctima de abusos por parte de su progenitor.



 



Por orden del juez Fernando Verón, policías llegaron ese mismo día a la tarde hasta el hogar para trasladar a la chica hasta la División Sanidad de la Policía para ser sometida a un examen ginecológico, pero los directivos se opusieron.



 



La situación volvió a repetirse el sábado a la mañana, motivo por el cual el propio juez encabezó un allanamiento al anochecer.



 



Con una fuerte presencia de policías de civil y también uniformados, el magistrado llegó hasta el Hogar, ubicado en la avenida Mitre y calle Rivadavia, para cumplir con la medida que había ordenado el día anterior.



 



La irrupción de policías y el juez generó malestar entre los asistentes sociales y directivos del hogar. Uno de ellos, que estaba exaltado, fue esposado hasta que finalizó el procedimiento.



En compañía de una curadora y una oficial de Policía, el juez trasladó en su auto particular a la adolescente hasta el lugar donde se realizó el estudio, que estableció que al menos no fue violada. Ahora, el magistrado ordenaría que la chica sea entrevistada a través de la Cámara Gesell, al igual que sus siete hermanos, para establecer con certeza si hubo o no abusos por parte del padre.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas