SEGUINOS

POSADAS

Desaceleración de la economía se revirtió a partir de marzo, señalan

El contador Adolfo Safrán, docente universitario en la Facultad de Ciencias Económicas, daba cuenta de la reciente evaluación del comportamiento de la economía argentina, realizado con su equipo. “Hasta febrero percibíamos una desaceleración o ralentización, porque el país venía creciendo a tasas altas de 8-9 por ciento para ubicarse en menores, 4-5”, señaló en declaraciones a /cn. Comentó que, en esa dirección, se evidenciaban los indicadores de menor venta de vehículos, descenso del índice de confianza del consumidor.

“Pero a partir de marzo empezaron a revertirse. Volvieron acrecer las ventas de autos y se recuperó la confianza del consumidor. Lo que es bueno. Porque además el contexto regional muestra a un Brasil en situación de desaceleración y ni qué hablar de Estados Unidos y Europa”, manifestó.

En ese marco destacó como alentadoras las nuevas medidas anunciadas. “Principalmente la reforma de la carta orgánica del Banco Central que deja de ser un mero cuidador de la moneda, para fomentar el desarrollo regional”.

Dijo que apoyará el otorgamiento de créditos de parte de los bancos comerciales a zonas postergadas como el NEA y el NOA. E inclusive en áreas estratégicas como la inversión en nuevas redes ferroviarias”.

En Misiones el crecimiento continuó

La situación de comienzos de año en Misiones fue distinta a la nacional. “Porque tiene sus propios componentes, como el del turismo. En cambio, la desaceleración nacional impactó e la coparticipación con un 1º negativo respecto de lo presupuestado. Hay que tener en cuenta que el gobierno provincial es un alto demandante de bienes y servicios y esa desaceleración afecta la capacidad de trabajo. Pero esa situación comenzó a cambiar en marzo y continuará e los próximos meses con una recuperación del crecimiento nacional”.

Por lo demás y respecto de qué hacer en materia de ahorro o inversiones, comentó que la inversión en la construcción inmobiliaria es la mejor alternativa. Porque si bien crecieron las tasas bancarias para los plazos fijos se ubican en el 16 y 17 por ciento, con una inflación del 22%. No obstante, “hay que estar atentos y no comprar una propiedad que pueda estar vendiéndose a muy alto precio y que mañana se desvalorice”, advirtió.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas