SEGUINOS

POSADAS

Desafiando los calores del estío, no pocos opositores intentan candidaturas

A pesar de la distensión que de por sí suponen las vacaciones de verano, hay sectores de la oposición –a nivel nacional y provincial- que intentan alcanzar alguna presencia mediática, cuando no definir candidaturas o alianzas para una imaginada segunda vuelta. Claro que las encuestas todavía les resultan impiadosas –ya vendrán las “encomendadas” cuando se acerque la fecha de los comicios- y sólo en la intimidad admiten que las expectativas se mantienen para un honroso y distante segundo lugar. No es distinto el panorama que se observa en Misiones, más allá de los tórridos calores con los que despuntó el verano 2011 y que bien podrían confirmar una pronosticada sequía.

La pregunta que muchos se formulan hoy por hoy a nivel provincial es si existiendo seis candidaturas medianamente definidas para la Presidencia de la Nación, habrá otro tanto o más para la Gobernación de Misiones. En ambos casos, a sabiendas que será más que difícil competir con las primeras figuras del oficialismo: Cristina de Kirchner o Maurice Closs. La intención será, en consecuencia, asegurar al menos los mismos o un número mayor de escaños en los cuerpos deliberativos, llámese Legislatura, Congreso de la Nación o Concejos Deliberantes de Posadas y de las distintas ciudades de la Provincia.



 



La ausencia de proyectos concretos, de compromisos de gestión, sigue siendo la gran faltante en la vereda opositora donde, en cambio, se prefiere algún remanido slogan –oposición a las represas, por ejemplo- imaginando que la política es una foto estática que se mantiene en el tiempo sin variantes. Olvidando que, en realidad, se trata de una película que va registrando cambiantes realidades. Porque esa campaña pretende ignorar, por ejemplo, que han cambiado radicalmente las propuestas relativas a las represas. Ya Garabí se vincula con Panambí para dos cierres que generen un impacto menor a uno y otro lado del río Uruguay. Otro tanto sucede con Corpus, cuya proyectada localización en Corpus –Pindoí-, contó siempre con la adhesión de la mayoría de los misioneros. En rigor el No del plebiscito fue a un emplazamiento  en Itacuá que sí afectaba grandes extensiones de suelo misionero.



 



Inclusive ni siquiera se dio cuenta en los medios opositores del anuncio de la Nación respecto de una autovía –autopista- que unirá Posadas con Puerto Iguazú y que, en realidad, comporta una histórica demanda misionera. Claro que esta oposición no está interesada en defender o procurar ninguna de las reivindicaciones provinciales, porque no ha sido con ese fin, con el que se hicieron cargo de medios de comunicación. Sencillamente, buscaron tenerlos para plantear desde allí sus exigencias sectoriales –hasta meramente familiares-, vinculadas a negocios específicos. Más aún, hay un Diario –Primera Edición- que se ha transformado en el partido político de un hijo del dueño: el diputado Claudio Wipplinger que se quedó sin partido, al ser despedido del macrista Pro, y hoy por hoy a falta de dirigentes deberá aspirar al cargo de Gobernador, además de algún otro provincial. No parece contar con muchas adhesiones a la vista y acaso hasta deba concurrir solo a unas elecciones como las de este 2011 que demandan gran cantidad de aspirantes a cargos electivos. En las últimas elecciones el Diario incluyó escondidas entre sus páginas varias boletas de votación de Wipplinger. Ahora su “táctica” es agredir al Gobierno, posicionar a Wipplinger, y descalificar a todo opositor que no siga la misma línea que pretende imponer la familia mediática. En el amplio marco democrático, también tienen cabida los medios puestos al servicio de opositores. Lo único que se requiere es “quitarse la máscara y contarle al público destinatario del medio, su posicionamiento a favor del hijo”.



 



En otro segmento de la oposición podría volver la sociedad que alguna vez existía entre el ex gobernador Ramón Puerta y el hasta ahora senador del Frente para la Victoria, Luis Viana. Podría entregar la conducción del PJ misionero al ex mandatario a cambio de una alianza, en la irrefrenable aspiración de candidatearse a “algo”. Mayores distancias tomarían en consecuencia los sectores del peronismo provincial que se alejaron hace tiempo del Partido Justicialista, disgustados por esta manipulación partidaria de lugares, símbolos, discursos, de parte de “pequeños grupos de viejos dirigentes”.



 



Distinta es la situación que se vive en el Frente Renovador. Hay coherencia, consensos para una reelección del actual gobernador, y la decisión de profundizar el camino adelantado en pos de un posicionamiento de Misiones como provincia productiva en crecimiento, con progresiva inclusión social. En el interior se esta fuerza política existe el convencimiento, inclusive, que deberán “extremarse” las acciones concretas de gestión porque en épocas electorales las demandas de la sociedad se acentúan.  Carlos Rovira y Maurice Closs conforman un nuevo eje de pensamiento provincialista en el que el ex mandatario retiene la conducción política y el actual Gobernador la gestión gubernativa. Closs quien aspira a una reelección en un clima de paz, hasta consideraría que habrá de ser “conservador”, en el sentido de mantener y profundizar las líneas de acción trazadas por el Frente Renovador para sostener su crecimiento, por ejemplo. En este caso, la valoración está puesta en la política fiscal que posibilitó el cambio de paradigma: de provincia de servicios a Estado productor de alimentos, con incorporación de tecnología e incipiente desarrollo industrial. Todo ello en el marco de generación de empleo genuino. A propósito, se recurre a los fríos datos de la recaudación provincial que muestran pronunciados crecimientos en todos los impuestos como resultantes de la expansión de la economía.



 



Estos son los resultados que se expondrán a la ciudadanía a la hora de plantear candidaturas que, también, bien podrían ser más que atípicas. Porque estarían fundadas en qué se puede aportar desde determinados puestos de gestión a fin de continuar con la concreción de aspiraciones históricas de los misioneros. Considerando que todo cargo electivo es de primer nivel, en ámbitos ejecutivos y legislativos.



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas