SEGUINOS

POSADAS

Desarrollan un sistema para mejorar la clonación de yerba mate

Un equipo de investigadores y científicos del Instituto de Botánica del Nordeste, que funciona en la Facultad de Ciencias Agrarias del Nordeste de Corrientes, desarrolla un trabajo que una vez finalizado significará un paso adelante en la producción de yerba mate.

Si bien el nombre del proyecto parece remitir a un sistema compleja, ya que se denomina “Clonación in Vitro de la yerba mate mediante el uso de biorreactores de inmersión temporal automática”, el principio aplicado es bastante simple: se trata de utilizar dos frascos de vidrio unidos por una manguera para nutrir los clones de yerba mate y obtener los mejores ejemplares para luego llevarlos a campo.


Claro que esta etapa de la optimización de los clones es uno de los últimos eslabones de un trabajo que desde hace 20 años realiza el doctor Pedro Sansberro, aplicando la biotecnología en el cultivo de la yerba mate. “El objetivo general de las líneas de trabajo es lograr un sistema   de clonación efectivo para la yerba mate, que permita llevar a campo material de avanzada con ciertas características productivas o calidad de infusión”, sintetiza este ingeniero agrónomo,un “enamorado de la yerba mate” que incluso rechazó propuestas de irse al exterior y se quedó para seguir con su verde pasión.


Desde fines de los ’90 el equipo que lidera ya trabaja con algunas empresas de la zona yerbatera en la formación de huertos clonales, que son utilizados para replicar y rejuvenecer los mejores ejemplares de ilex paraguariensis.
Ahora la meta es multiplicar y fortalecer esos clones en el laboratorio mediante el uso de los biorreactores, para lo cual cuentan con fondos otorgados por el Programa Regional de Asistencia al Sector Yerbatero (Prasy), que instrumenta el Instituto Nacional de la Yerba Mate.


“El Inym está invirtiendo en esta etapa preparatoria para poder llegar hasta el productor. Ya hemos desarrollado los biorreactores y ahora estamos ajustando la técnica de cultivo de la especie para llevarlo a campo”, señala, para luego explicar el sistema. “Son vasos comunicantes y se utilizan dos frascos   de mayonesa,   unidos por una pequeña manguera, una sonda. En uno de ellos se pone la solución nutritiva y todos lo que requiere la planta y en el otro se pone la emplante, la estaca. Entonces, se realiza una frecuencia diaria de inmersión, de determinadas veces y tiempo,   que le va a permitir en un corto lapso poder brotar, para luego pasar a la etapa de enraizamiento y llevarlo a tierra”.


Sansberro subraya que se busca que el productor se lleve un clon, un plantín con “valor agregado”; es decir, que haya sido tratado para que se implante bien en la chacra y que pueda soportar exigentes condiciones ambientales, como el caso de las sequías. 
  
Estacas clonadas
–          La brotación es más rápida
–          El desarrollo de las raíces es completo, independientemente de la cantidad de hojas de la estaca
–          Los plantines generan ramas laterales, de grosor parejo
–          General plantas con alto rendimiento y tolerancia a las sequías


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas