SEGUINOS

POSADAS

Desde 2007, se hicieron más de 20 implantes cocleares en Misiones

En los últimos años, el tratamiento de la hipoacusia –tanto en el sector de la Salud pública como privada- se convirtió en Misiones en una práctica habitual, aunque se insiste en la prevención y detección de la patología desde temprana edad. Las otoemisiones acústicas se hacen en la provincia y es el primer estudio complejo que se le realiza al bebé para determinar la existencia de la enfermedad. A partir 2007, hicieron más de 20 implantes cocleares, a través de un trabajo conjunto entre los Programas Nacional y Provincial de Detección Temprana de la Hipoacusia del Ministerio de Salud Pública y el Centro de Implantes Auditivos.

Algunos de estos implantes se realizaron a través de la cobertura de las obras sociales, pero la mayoría de ellos se llevaron a cabo en el Hospital Dr. Ramón Madariaga, para los para los pacientes sin coberturas sociales.




En los próximas días se llevará a cabo en forma conjunta entre el AVLA y el Programa de Detección Temprana de la Hipoacusia un nuevo implante coclear, que estará a cargo del Dr. Horacio Traverso (AVLA) y la Fonoaudióloga Natalia  Zajaczkowski (del Programa y AVLA). Los implantes fueron adquiridos por el Programa Provincial de Detección Temprana de la Hipoacusia y tienen un costo de 20 mil dólares cada uno.




“Gracias a la Ley Nacional 25.415 aprobada en abril del 2001 y reglamentada por la Presidenta de la Nación en 2011, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, y la Ley Provincial 4.272, los controles auditivos desde los primeros días de vida ya son algo habitual en las prácticas fonoaudiológicas”, manifestó Natalia  Zajaczkowski.




En el sector privado el Centro de Implantes Auditivos fue pionero con el estudio en la provincia, evaluando a los recién nacidos y bebés nacidos en los sanatorios de Misiones, a través de un trabajo en conjunto entre neonatólogos y pediatras y las obras sociales.



Otoemisiones acústicas
Una de las primeras observaciones a los bebés para determinar si los mismos padecen de esta patología se realiza a través de un estudio auditivo que se realiza a los bebés y se llama Otoemisiones Acústicas, que evalúa la función de las células ciliadas del oído interno que es un pilar fundamental dentro del proceso de oír – escuchar.




Dicho estudio no es doloroso, ni tampoco invasivo para el bebé y dura pocos minutos y se realiza a través de la colocación de un pequeño auricular en el conducto auditivo externo del paciente, por lo cual el equipo automáticamente obtiene la información de las células del oído interno.  El Programa Provincial de Detección Temprana de la Hipoacusia funciona en el Servicio de Maternidad del Hospital, Dr. Ramón Madariaga y desde 2008 se lleva a cabo dichas práctica médicas, en tanto que en los Hospitales de Pediatría, Apóstoles, Puerto Rico y los SAMIC de Eldorado, Oberá y Leandro N. Alem desde el enero 2011.




En el sector privado el Centro AVLA de Implantes Auditivos fue pionero con el estudio de dicha patología en la Provincia, evaluando a los recién nacidos y bebés nacidos en los sanatorios de Misiones.



A tener en cuenta
La hipoacusia es la disminución de la audición que puede ser de diferentes grados, tipos, etc.  Según datos estadísticos, 5 de cada 1000 recién nacidos vivos nacen con una hipoacusia, cifra que aumenta en 1 a 10 de cada 100 bebés con factores de riesgo y 1 a 2 de cada 50 bebés que están en las unidades de terapia intensiva.



Un 20 por ciento de los casos padecen problemas profundos de audición, lo que sin diagnosticarse a tiempo, ni recibir un tratamiento audiológico adecuado, traerán graves consecuencias en el desarrollo del lenguaje, de la comunicación y a la sociedad en general, por los costos que una persona con hipoacusia profunda trae a la misma.




El 50% de las hipoacusias son de origen genético, no sindrómico y recesivo; es decir no hay factores de riesgo alguno que nos haga sospechar el problema. No todas las hipoacusias son fáciles de diagnosticar, muchas de ellas son pérdidas auditivas leves o con pérdida de audición para algunos sonidos únicamente y/o con pérdidas en un solo oído y con un desarrollo del lenguaje normal pero con algunos problemas aislados en la pronunciación. Sin una prueba temprana de audición, traerán consecuencias a edades escolares.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas