SEGUINOS

NACIONALES

Desde la Sociedad Rural pidieron controlar la inflación para invertir en el campo con “tranquilidad”

image_pdfimage_print

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, estimó que el país perderá este año unos u$s 8.000 millones por los efectos climáticos, insistió en solicitar una reunión con Mauricio Macri y reclamó al Gobierno nacional una mayor énfasis en el control de la inflación. “Para el campo es imprescindible tener plazos de tranquilidad para realizar inversiones empresarias”, sostuvo.

En diálogo con radio FM La Patriada, Pelegrina aclaró que si bien el dólar a $ 25 puede mejorar por ingresos por exportaciones, el tipo de cambio es uno de los componentes de la competitividad y no el único. “No va a venir por el tipo de cambio la solución a nuestros problemas, principalmente de las economías regionales. No creo que haya un valor del dólar que nos dé un resultado. Claramente hay un problema con la inflación, que hay que atacar, porque erosiona el tipo de cambio y hace que estemos permanentemente en esta corrida, detrás del valor del dólar, y al final de cuenta, podemos tener cualquier nivel de dólar, pero si los costos se afectan por inflación perdemos competitividad”, advirtió el dirigente empresario.

Según Pelegrina, la clave de los ruralistas es “tener plazos de tranquilidad” para invertir. “Si tuviésemos la inflación controlada, el tipo de cambio sería el resultado de un marco económico, de menor demanda del mercado, que tenemos que adaptar con el resto de la competitividad que debemos lograr”, sostuvo.

Asimismo, cuestionó las altas tasas de interés, porque esa medida encarece el crédito y frena la inversión. “Con las tasas tenemos enormes problemas con el corto plazo, los descuentos de cheques, los descubiertos, que a veces son necesarios para muchas empresas ante la caída de ingresos y que son mecanismos que se utilizan y están a niveles imposibles, astronómicos”, se quejó el empresario.

Por otro lado, el de la inversión, planteó que existen “atractivas propuestas” de acceso a créditos en pesos y dólares para máquinas y producción y reveló un encuentro con banqueros para analizar estos temas. “Tenemos una reunión de la Comisión de Enlace y el complejo industrial con referentes de bancos privados, tanto de ABA como de Adeba. El campo de un año a otro tuvo que acceder a más de $ 60.000 millones nuevos para producir y están en la calle”, destacó.

En otro tramo de la entrevista radical, Pelegrina dio por sepultada la posibilidad de volver a subir las retenciones a los productos agropecuarios, en particular a la soja. El ruralista recordó que Macri había considerado que las retenciones eran un “mal negocio” y remarcó que los ministros con los que comentaron la medida les aseguraron que “no estaba en la cabeza (del Gobierno) ese plan o cambiar el esquema”.

“Rápidamente nos pusimos en guardia y salimos (a hablar a los medios). Fue un rumor que crecía y no pasó de eso. El camino de ir en contra del campo no es el camino elegido y tenemos que tener confianza en eso”, detalló.

Según Pelegrina, la quita de retenciones mejoró la siembra y las últimas dos cosechas que fueron récord, pero lamentó que este año por los problemas climáticos no se pudo lograr la tercera. “Tenemos pendiente la reunión con el Presiente par atener la última palabra, pero queremos ir a hablar de futuro. El campo está para una siembra muy importante, hace mucho que no se sembraban más de 6 millones de hectáreas de trigo, hay una campaña importante de maíz y soja, el girasol está volviendo, y todo esto puede revertir el flujo de dólares hacia fin de año. Queremos llevar un mensaje de que con esta estabilidad y la política agropecuaria, el campo está para dar mucho más”.

“Si el clima ayuda y no tenemos golpes fuertes como este año, podemos tener muy buenos rendimientos. El trigo se ha recompuesto, la soja está normal y el resto de los cultivos tiene buen precio internacional. La ganadería también viene creciendo, estamos recuperando la mitad del stock de 10 millones de cabezas perdidas. La carne es un motor que mueve la economía del interior”, aseveró, aunque admitió “algunos problemas” en el sector lácteo y algunas economías regionales. “Esperamos que con el tipo de cambio también tenga posibilidad”, dijo.

“Este año se perdieron u$s 8.000 millones de dólares para el país por el clima y esperamos que el año que se viene se revierta, apostamos al crecimiento”, subrayó.

Fuente: Ámbito.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445