SEGUINOS

POSADAS

Desmintiendo controles, venden anteojos sin receta

En los últimos días, las ópticas se instalaron en un punto de debate en la comuna posadeña que involucró al Colegio de Ópticos, Instituto Alas y Raíces (que dicta la carrera), locales habilitados y no habilitados y a los pacientes que necesitan de los cristales. La clausurara de una sucursal por no estar habilitada para la comercialización de anteojos provocó polémica sobre las legislaciones vigentes referidas a la venta del producto. La Justicia dando razón al reclamo de la óptica clausurada pareció enderezar la situación al cierre de la disputa.

El presidente del Colegio de Ópticos, Juan Caraballo, había que su principal función era proteger a los colegiados y trabajar contra la venta ilegal de los anteojos pregraduados y de sol. Además, destacó que está prohibido venderlo sin que el cliente presente la receta de un oftalmólogo. Para verificar si se cumplen con estas normas, el equipo de /c6 recorrió algunos comercios de la ciudad.


En dos locales que no pertenecen al rubro y que por lo tanto, no están habilitados para comercializar cristales, se pudo concretar la venta con una suma de 15 pesos. En tanto, los otros dos comercios visitados sí fueron ópticas habilitadas y el precio de los anteojos con 2 de graduación ronda entre los 95 a 140 pesos. Sin embargo, estos puestos de venta no solicitaron al cliente la receta de su oftalmólogo.


“Nosotros tenemos una ley que nos avala, es muy importante que la gente comprenda el peligro al que exponen a su salud visual comprando cristales en lugares no habilitados. Muchas personas se prueban el anteojo y de acuerdo a cómo les quede lo compran o no, eso no se hace, tienen que ir antes al oculista para que les indique el nivel de graduación que les corresponde y después sí nosotros le aconsejamos sobre la variedad de cristales que existen”, remarcó Caraballo. Además, reiteró que desde la entidad que preside se encargan de cuidar la salud visual del paciente, tanto para aquellos que necesitan lentes con aumento como aquellos que desean comprar uno de sol.


Por otra parte, existen ciertas confusiones con respecto a la regulación de la práctica porque, según señaló, el estatuto del Colegio alberga algunas cuestiones que no son las mismas que las de la legislación provincial.


Por el momento, los profesionales observan que se debe clarificar la situación de las normas que rigen y, principalmente, insistir en la concientización de las personas para que comprendan la importancia de cuidar su salud visual, yendo a un oftalmólogo antes de concurrir a una óptica y entregar la receta, la cual indica los niveles de graduación que le corresponden.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas