SEGUINOS

PROVINCIALES

Destacan diversificación del té misionero para ampliar el mercado

El subsecretario de Planificación Industrial del Ministerio de Industria, Roberto Tarnowski, destacó el gran trabajo que se está llevando a cabo en la diversificación de productos del té misionero, sobre todo en el agregado de valor, con el fin atraer más mercados, nacional e internacional, a la vez que sugiere que “hay que hacer conocer más nuestro té, que es de altísima calidad”. “Las PyMEs y las pequeñas cooperativas puedan empezar a incursionar y trabajar asociativamente para ganar mercado para el beneficio de todos”, resaltó.

En una comunicación con LT 17 Radio Provincia, el funcionario brindó precisiones sobre el trabajo que desarrolla la cartera de Industria en la provincia sobre el tema. Señaló que “por decisión del gobernador, Hugo Passalacqua, desde el Ministerio de Industria, a cargo del ingeniero Luis Lichowski, se trabaja fuertemente en dotar o agregar valor a las producciones tradicionales de Misiones, como son la yerba mate, el té, la mandioca, la forestoindustria, y a la vez desarrollar nuevas alternativas para otros productos locales, como pueden ser las frutas tropicales, o la esencia”, explicó.

Comentó que “también se trabaja en el desarrollo de nuevas industrias no tradicionales, para diversificar la matriz productiva de la provincia, en este caso, luminarias led, baterías, software, entre otras, todo esto haría que la economía pueda tener mayor diversificación”.

En esa línea, el funcionario se refirió específicamente al cluster del té, es una organización que está funcionando desde el año 2002, opera en la ciudad de Oberá donde hay un número interesante de PyMEs y cooperativas, secaderos de té en rama, unos hacen tipificado, otros exportan y otros producen la elaboración de té envasado en saquitos.

Aseguró que “la intervención del Ministerio de Industria busca agregar valor, diversificar la producción y abrir mercados para estos productos, que tradicionalmente un 95% del volumen total es exportado a Estados Unidos, donde lo usan como base en la elaboración de té helado o ‘ice tea’ como se conoce, lo cual condiciona mucho la producción primaria porque está hasta agotar un techo internacional en el precio, y de allí para abajo se regulan”, explicó

Precisó que esta situación genera incertidumbre, que si bien hay un Consejo Provincial del Té que establece precio, también el mercado hace que no se cumpla, algo parecido de lo que sucede con la yerba mate”.

Ante esto, Tarnowski indicó que desde el Ministerio, “para evitar esta situación de presión – la cadena de valor hacia abajo-, lo que se busca es diversificar la producción agregándole valor, encontrando mercados, donde no se da la restricción, no se da por valor commodities sino que el valor agregado permitirá darle mejor rentabilidad a las empresas envasadoras, los tipificados, el té en rama, y obviamente trasladar un mejor precio al productor primario, que tendrá que trabajar en la calidad, ya que estamos hablando de otro tipo de mercado”, subrayó.

“La propuesta es diversificar, no hacer sólo para el mercado de té frío”

El funcionario de Industria destacó el gran trabajo del cluster del té, trabajando, con el Ministerio del Agro y la Producción, INTA, INTI, la Universidad Nacional de Misiones, la Universidad Gastón Dachary y con otros organismos”.

Sostuvo que “nuestra propuesta tiene que ver con diversificar la cantidad de productos que estamos elaborando, no hacer todo para el mercado de té frío, sino también poder trabajar en el envasado de té. Para esto actualmente hay tres empresas que han trabajado en el diseño de paks, haciendo sus productos específicos, también está trabajando nuevos blends de productos con distintas variedades. También estamos trabajando en un proyecto para hacer extracto de té junto con otra fábrica que, hoy por hoy, está trabajando en el sector citrícola, pero tiene capacidad para hacer extracto de té, que es un producto de mucho más valor agregado que el tradicional y que consumiría toda la producción, no solamente la primera calidad sino que también los subproductos utilizados”, contó.

“Debemos respaldar que nuestro té es bueno y de altísima calidad”

Además, Tarnowski dijo que la alternativa de diversificar permitirá, a través de dos herramientas desarrolladas en el Ministerio de Industria que son “una estrategia de marca y de comunicación para hacer conocer al té en Argentina. No todos los argentinos saben que Misiones es productora de té, que somos exportadores y que nuestro té es de una altísima calidad, avalado recientemente los técnicos del INTI”. Indicó que desde del Ministerio de Industria, lo que se busca además “es caracterizar al té misionero, o sea, conocer sus propiedades organolépticas fisicoquímicas, y microbiológicas, para poder compararla con otros té del mundo, y a la hora de ir con una cartilla de promoción especificar qué diferencias y ventajas tiene el nuestro respecto de los otros, y que no solamente es útil para algunos, que les conviene que sea té soluble, por ejemplo, así se maneja un commodities de bajo precio”, aseguró.

Al referirse a la posibilidad de conseguir mercado, el Subsecretario señaló que para venderlo “debemos tener el respaldo que nuestro té es bueno”. En ese sentido, afirmó que “podemos explicar todo lo que queramos y todo lo que nosotros consideramos, pero no tenemos una herramienta técnica, científica validada por una institución reconocida que realmente demuestre los datos que se han trabajado”, recordando que “el año pasado se han trabajado cien muestras de distintas industrias de las tres regiones tealeras de Misiones, la zona Sur, Centro, Norte, de distintas empresas, y distintas etapas de producción de té, a inicios de zafra, a medio término y de fin de cosecha, y con eso se han ponderado y valorizado los distintos atributos que tiene que ver con polifenoles, catequinas y otros elementos que son valorados por el mercado”.

Explicó que “es un trabajo muy importante, ya que debemos tener un documento donde podamos respaldar que nuestro té es bueno, y que puede competir perfectamente con la calidad del té asiáticos, por ejemplo”.

“Eso permite que el plan de comunicación y posicionamiento tenga razón de ser y en eso es en lo que estamos abocados en esta etapa, trabajando en la difusión para abrir mercados, para trabajar en nuevos envases en saquitos, si bien el volumen no va a ser importante, porque son 2 gramos por saquito, pero el valor agregado por unidad de caja es mucho más alto que estar vendiendo y estar peleándose en el COPROTÉ por centavos de dólar más o menos y toda esa puja que ya conocemos”.

Por último, el funcionario insistió que “no debemos quedarnos, debemos abrir el abanico a otras oportunidades, otros nichos, otras demandas del mercado internacional, que no solamente busca el té negro, sino el té verde, té con distintas mezclas de infusiones, con frutos rojos y otra variedad que se están dando muy habitualmente, pero todo son diseños de productos a los cuales nosotros le estamos dando asistencia, para que las PyMEs y las pequeñas cooperativas puedan empezar a incursionar y trabajar conjuntamente asociativamente para ganar mercado para el beneficio de todos”. (Fuente: Departamento Informativo LT17)