SEGUINOS

POSADAS

Destacan la importancia del “factor humano” para la rehabilitación de pacientes

El neurocirujano de la clínica Neuma Respiratoria, Marcelo Ferreira, destacó que en el centro médico “tenemos un grupo de trabajo muy bueno y con mucha pasión. Somos uno de los pocos lugares en el cual la persona internada no se quiere ir por el gran equipo humano que lo acompaña”. En ese sentido, agregó “somos como una familia para nuestro paciente. Ellos viven una situación compleja porque saben que sus estilos de vida van a cambiar y a veces les espera una larga rehabilitación”.

Agregó que el apoyo de la familia es esencial para la personas que se está recuperando y aseveró que “cuando eso no se da el personal de la clínica se encarga de ello para que el paciente tenga más ganas de afrontar el proceso”. 

La clínica Neuma, se encuentra ubicada en la avenida 25 de mayo 2241 y brinda sus servicios desde hace 11 años a la comunidad. En un principio se trataban enfermedades respiratorias y con el paso de los años se fueron agregando especialidades como cardiología, clínica médica, neumonología, neurocirugía, reumatología, kinesiología, cirugía plástica y diabetología.

Ferreira señaló que la demanda de pacientes es muy alta y por ello hace tres años se está buscando otro espacio físico para poder ampliar la cobertura. “Estamos consultando con profesionales para ver dónde podemos instalarnos. Es necesario tener otro lugar porque tenemos muchas personas en lista de espera”, indicó.

Caso Amelia Bannan: sería dada de alta en dos semanas y resaltan que su recuperación fue “milagrosa”

En otro tramo de la entrevista, Ferreira habló del famoso caso de Amelia Bannan, quien a raíz de un accidente automovilístico sufrió un politraumatismo grave estando embarazada. Por cesárea y en coma dio a luz a su bebé. “Después se fue recuperando hasta que llegó al Neuma y hoy en día ya está lúcida, conversa, camina en barra y eso es gracias al esfuerzo de todo el personal y la familia que hizo lo posible para ayudarla a salir adelante”, detalló.

Luego reconoció que “cuando apenas la vimos creímos que iba a llevar dos años recuperarla porque en neurología se daña muy rápido el cerebro y la recuperación es más lenta. Todos los días que el paciente está en coma se debilitan los músculos y hay que trabajar para recuperarlos. En el caso de Amalia su mejora fue en tiempo récord”.

“En unas semanas ya estaría en su casa con su hijo y su familia, lo cual es milagroso teniendo en cuenta cómo era su estado”, concluyó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas