SEGUINOS

POSADAS

Desvalijaron dos joyerías en Encarnación

Al mejor estilo de las películas, desconocidos aprovecharon la noche para ingresar por el techo a dos joyerías, saquearon las cajas fuertes y se alzaron con un millonario botín en joyas, varias de oro y plata. Se estima que las mismas están valuadas en unos 280 millones de guaraníes.

Los asaltantes operaron de manera silenciosa, ni los vecinos de los locales comerciales se percataron del hecho.


El suceso ocurrió a las 4 de la madrugada del domingo, entre las calles Mariscal Estigarribia y Capitán Caballero de Encarnación, donde están ubicadas cinco joyerías, dos de las cuales fueron desvalijadas por los asaltantes.


Los locales asaltados son: Joyería y Relojería CONE, propiedad de Arnaldo Pereira, paraguayo, soltero, 33 años, domiciliado en el Barrio Valdez de Cambyretá, de este local se llevaron joyas varias (relojes, pulseras, cadenas, de oro y plata) por un valor aproximado de 100 millones de guaraníes.


Mientras que, de la segunda Joyería y Relojería LISANDRO, propiedad de Hugo Rolando Ramírez, paraguayo, casado, 27 años, comerciante, quien vive en la calle Juan León Mallorquín c/ Padre Kreusser de Encarnación; se sustrajeron joyas varias de oro y plata por unos 180 millones de guaraníes aproximadamente.


Los efectivos policiales tuvieron conocimiento del hecho, a través de una llamada telefónica realizado por el señor Expedito Álvarez, quien manifestó que detrás de su domicilio habrían ingresado presumiblemente personas desconocidas.


Ante esta información, los uniformados de la Comisaría Cuarta se constituyeron en el lugar, donde constataron que el techo de la Joyería CONE fue hecho un boquete, de una de las vigas se colgaba un piolín tipo nylon.


Posteriormente, se presentó en el lugar el señor Arnaldo Pereira, una vez en el interior de su local, pudo constatar que una de las cajas fuertes fue violentada y que desaparecieron una gran cantidad de joyas. La misma situación sucedió con la joyería Lisandro, que esta ubicado a un costado.


Los uniformados pudieron observar rastros de pisadas en la parte trasera y delantera de otra joyería denominada “G.C., ubicado en la calle Capitán Caballero y Mariscal Estigarribia, propiedad de Guido Cáceres, más datos no se tienen del propietario. Este local da con la parte trasera de la Joyería CONE, por lo que se presume que los autores habían ingresado por ese lugar para asaltar las dos joyerías.


Según las investigaciones, dos personas serían los responsables del asalto, quienes estaban en la Joyería G.C. horas antes del hecho, posteriormente se subieron sobre el techo, movieron una chapa e ingresaron a la primer local (Joyería CONE), procedieron a violentar la caja fuerte, sacaron todas las joyas. Luego hicieron un boquete en la pared, para ingresar a la siguiente joyería de nombre “Lisandro”, donde saquearon la caja fuerte.


Se dieron a la fuga por el mismo lugar por donde ingresaron inicialmente.


Efectivos de la Sección de Investigaciones demoraron a dos personas, Martín Cabañas, guardia de seguridad privada y a Leonardo León Núñez, encargado de la joyería “G.C.”, domiciliado en el lugar.


Varios allanamientos se realizaron después del asalto, sin resultado positivo para la recuperación de los objetos robados y para la detención de los supuestos autores.


Se desplegó un dispositivo de control en toda la ciudad, con el objetivo de identificar a los responsables del asalto a las dos joyerías de Encarnación, que deja millonaria pérdida para los propietarios.


Intervino la fiscal de turno, Abogada Laura Benítez, quien dispuso la declaración indagatoria de los demorados, con el objetivo de que brinden información sobre lo que estaban haciendo en las últimas 12 horas y deslindar cualquier responsabilidad de los mismos en el hecho.


“Es un hecho lamentable, se llevaron todo lo que había en la joyería, ojalá pueda recuperar las joyas y así volver a abrir mi negocio. Me dejaron sin nada y en la calle. Los policías no tienen nada todavía hasta ahora. Con qué vuelvo a comenzar, si todo lo que había en la caja fuerte era todo mi capital”; destacó con profunda tristeza y con lágrimas en los ojos Arnaldo Pereira, propietario de la Joyería y Relojería CONE, de donde se llevaron joyas por valor de 100 millones de guaraníes. (Última Hora)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas