SEGUINOS

POSADAS

Detectan adulteraciones en controladores fiscales de supermercados para evadir impuestos

La AFIP – DGI realizó cinco allanamientos a comercios del rubro supermercados, dispuestos por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Posadas; 4 que funcionan en Posadas y el restante en Garupá, a requerimiento de este Organismo. Se llevaron a cabo con el objetivo de efectuar la lectura de los controladores fiscales que se encontraban en los comercios, procediendo al chequeo informático de las memorias de los equipos, en forma sistémica o manual; requerir los asientos de cada uno de los controladores y las cintas testigos, autorizándose el secuestro de los equipos en caso de verificarse elementos que permitan detectar maniobras de adulteración en el uso de los equipos.

Los allanamientos se realizaron el pasado jueves 24 de febrero en forma simultánea en horas de la mañana, con el auxilio del personal del Escuadrón 50 de Gendarmería Nacional, los que se desarrollaron con normalidad interviniendo agentes de distintas áreas de la Dirección Regional Posadas y agentes de la Sección informática de la Dirección Regional Palermo.



En 4 de los domicilios inspeccionados se procedió al secuestro de los equipos al detectarse serios indicios de irregularidad que permiten presumir la adulteración de los equipos, los que serán remitidos al INTI para la realización de una prueba pericial.



En 2 de los procedimientos se autorizó también el relevamiento del personal que se encontraba trabajando, así como el secuestro de toda la documentación de respaldo de las operaciones referidas a los períodos 2009 y 2010 como ser facturas, remitos, recibos, pagos etc.



Las órdenes de allanamientos fueron requeridas por la AFIP-DGI al Juzgado Federal, en uno de los casos por resistencia a la fiscalización, producto de la negativa del contribuyente de negarles el ingreso a los funcionarios del Organismo para realizar un control de relevamiento del personal que se encontraba trabajando, por un erróneo consejo del asesor contable, quien telefónicamente sugirió al contribuyente que no autorice la verificación por parte los funcionarios de la AFIP.




Es por eso que en el marco de las facultades de verificación y fiscalización, el área penal solicitó al juzgado que ante la negativa se disponga el allanamiento del local comercial y un amplio control ya no solo respecto de los empleados que se encontraban trabajando sino sobre el estado de los controladores fiscales y los libros contables, como también documentación de respaldo de los periodos correspondientes 2009/2010.



Dispuesto el allanamiento se detectó graves irregularidades en los 2 controladores fiscales que se encontraban en el comercio, se detectó la existencia de  talonarios de facturas mellizas o duplicadas junto y la existencia de personal no declarado.



Por otra parte y respecto de los otros operativos, fueron solicitados al detectarse ciertas irregularidades en el uso de los equipos.



En virtud de las maniobras detectadas y elementos secuestrados no se descarta la realización de nuevas medidas. Por eso mismo, la AFIP se encuentra abocada al control del estado de los controladores fiscales al haber detectado una nueva maniobra de evadir impuestos a través de la adulteración de los mismos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas