SEGUINOS

POSADAS

Dicen que el Pro.Cre.Ar. viene a inyectar dinámica a una economía “amesetada”

El presidente de la Comisión Directiva de la Delegación Misiones de la Cámara Argentina de la Construcción, Eduardo Genesini, observó que el Estado está obligado a crear las condiciones que posibiliten que las familias puedan satisfacer sus necesidades. En tal sentido, indicó que uno de los sectores que estaban excluidos de alcanzar su vivienda propia eran los sectores medios porque los sectores de menores recursos tenían resuelto con los planes FoNaVi; en tanto los de mayores poder adquisitivo tienen acceso al crédito porque tienen sus avales. “Este programa viene a calzar justo en ese nicho que estaba sin solución. Esto no es nuevo, simplemente se está implementando cosas que la sociedad de consumo había dejado de lado”, afirmó en declaraciones exclusivas a /c6.

Genesini recordó que el Banco Hipotecario tiene sus años y mucha gente ha podido acceder a su casa a través de esta entidad



La ley 1050



El titular de la C.A.C. Misiones sostuvo que la inflación era un fenómeno no muy conocido hace más de 40 años “hasta que aparece y también lo hacen las indexaciones, que fueron las que espantaron a las familias para tomar créditos. Si lo hacían con una couta accesible desconocían lo que sucedería a uno o dos años mientras que los créditos eran a 20 años. Y le alcanzaba para pagar el 70 por ciento de la vivienda, si se hacía un crack en la economía dejaba de pagar y le remataban la vivienda”, explicó.



Ahora, con la puesta en marcha del Programa anunciado por la presidente Cristina Kirchner, estos créditos no tienen ese problema “porque el tomador ya conoce lo que va a pagar hoy y lo que va a pagar en el mes 580 que sería un crédito a 20 años”.




El impacto directo en la construcción



Genesini recordó que de las dos alternativas que existen para el otorgamiento del crédito, además de otros requisitos, las viviendas de las familias que no tienen terrenos se va a caer en la construcción mediante conjuntos habitacionales que harán empresas constructoras. “En el caso de las viviendas individuales de los que tengan terrenos es de pensar que los contratistas pequeños son los que se van a ocupar de la construcción de las casas”, enfatizó.



“Es un círculo virtuoso, independientemente de que las empresas constructoras tengan una participación, para los ciudadanos



es algo espectacular”, destacó el constructor. Pero sostuvo que hay otras cosas que aparentemente también tendrían que ser resueltas. “Estuve viendo dentro de la grilla de requisitos que el sujeto de crédito no tenga antecedentes de morosidad en los distintos registros de morosidad”, aseveró.



En cuanto a los tiempos que insumirá tener todo listo para ver concretado el Pro.Cre.Ar., Genesini hizo hincapie que Un trámite normal de cualquier crédito, de cualquier carpeta, lleva su tiempo. “El primer ladrillo se estará poniendo dentro de 60 días, de aquel que ya tenga más o menos armado el proyecto para su casa. Pero todo esto tiene un trámite administrativo”, señaló.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas