SEGUINOS

POSADAS

Dicen que para enseñar ciencias no es necesario hablar difícil

El cuestionamiento y experimentación con hechos cotidianos, como la formación de burbujas y la preparación del mate, fueron disparadores de preguntas científicas en el Taller: Actualización Docente en Enseñanza de las Ciencias”. La actividad fue organizada por la Subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiv y convocó a docentes y estudiantes de profesorados de Eldorado, Alba Posse, Leandro N. Alem, Garupá, San Pedro y Posadas. El grupo de 20 docentes observó, experimentó, reflexionó y debatió sobre las tradicionales formas de enseñar ciencias. El Taller coordinado por Nadia Goldweic y Andrea Paula Goldin, de la Asociación Civil Expedición Ciencia, tuvo como eje promover el pensamiento crítico a través de experimentaciones sencillas con materiales de uso cotidiano como detergente, el mate, clavos e imanes.

A partir de las experiencias realizadas, los docentes reflexionaron sobre la tradicional forma de enseñanza de las ciencias en donde se destacan los alumnos que repiten de memoria contenidos, dejando poco espacio al cuestionamiento, a la experimentación de otras posibilidades y a la contrastación de resultados. 


El principio de autoridad en la forma de enseñar ciencias fue cuestionado por las especialistas puesto que: “provocan distanciamiento con los alumnos al usar términos técnicos”. Una de las conclusiones de los docentes fue “las experiencias nos permitieron ponernos en los zapatos de nuestros alumnos para poder comprender el lugar del otro y empezar a plantear en la escuela nuevas formas de enseñar ciencias.”


Con elementos cotidianos se realizaron experimentos sencillos. Uno de ellos fue la creación de un “burbujero”.  A partir del cuestionamiento inicial, se plantearon los pasos del método científico. Uno de los grupos de docentes partió del cuestionamiento inicial ¿qué detergente produce más burbujas?;  definió las variables de medición: porcentajes de agua y detergente de diferentes marcas (100 % detergente; 50 % detergente y 50% de agua; 25% de detergente y 75% de agua) ;  experimentó en tiempo real: cantidad y duración de las burbujas generadas con las diferentes marcas y concentraciones de detergente y agua; y sometió su investigación a la crítica de los pares: expuso / publicó los resultados de su investigación frente a sus pares, el resto de los docentes. 


De esta sencilla forma se plasmaron “las dos caras de la moneda: la ciencia como proceso y como producto”, en palabras de Andrea Goldin.  


Tras la capacitación, se seleccionarán 12 tutores de asesores de proyectos escolares de ciencia y tecnología. Con lo cual se pretende incentivar la participación de alumnos de 7º grado de la primaria y de toda la secundaria, en todas sus modalidades, en la Feria Trinacional de Ciencias e Ingenierías a realizarse en la ciudad Foz de Iguaçu en noviembre.                                                                           

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas