SEGUINOS

Misiones en Baires

Dictamen favorable de diputados para la Reforma Tributaria

Entre los legisladores que defendieron el proyecto, se destacó el misionero Luis Pastori, quién el lunes fue reelecto como Secretario de dicha Comisión por los próximos dos años. Se espera que la semana que viene la reforma tributaria se trate en el recinto, y si obtiene media sanción, luego pase el Senado.

Los Principales Puntos de la Reforma Tributaria

Pastori destacó el proyecto de reforma tributaria, ya que “apunta a promover la inversión, el empleo de calidad, y la competitividad con medidas como; 1)- la reducción del impuesto a las ganancias corporativas no distribuidas, del 35 al 25%; 2)-la devolución anticipada de los saldos a favor de IVA, con un plazo por inversiones de hasta 6 meses; 3)-la implementación de un mínimo no imponible de 12.000$ para contribuciones patronales; y 4)-el incremento del pago a cuenta de ganancias generado en base del pago al impuesto al cheque”.

Pastori además vinculó la reforma tributaria propuesta con el consenso y pacto fiscal alcanzado entre el gobierno nacional con las provincias “para reducir los impuestos de ingresos brutos y sellos y eliminar las aduanas interiores, como la que existe en Misiones, donde la situación es más perversa porque se ha montado una infraestructura física y legislativa para cobrar la entrada a la provincia de productos que vienen de otra jurisdicción y que tienen que hacer un pago a cuenta muy elevado”

Pastori: “Mucho se habla de la renta financiera, este es un gobierno que se anima a proponerla y debatirla”

Pastori argumentó que el proyecto “avanza hacia un sistema tributario más equitativo, más eficiente, más moderno porque entre otras medidas, extiende a otros activos financieros el impuestos a las ganancias por rentas obtenidas por personas humanas. El proyecto también aumenta la deducción especial para trabajadores autónomos al doble de lo que hoy tienen, reduciendo una diferencia injusta en comparación con los trabajadores en relación dependencia; también elimina el impuesto a las transferencias de inmuebles; modifica impuestos internos, e incorpora el revaluó contable impositivo, un viejo reclamo de la profesión contable, que será optativa para las empresas”.

Al cabo de 5 años, el costo de la reforma para el Tesoro Nacional rondará entre el 0.3 y 0.4 puntos del PIB

Pastori precisó que “esta reforma se propone seguir reduciendo drásticamente la evasión impositiva, cumplir con las metas fiscales del gobierno y avanzar hacia el desarrollo de la economía. La reforma va tener un costo para la Nación de 1.5% del PIB al cabo del quinto año, que se va sumar a los 2 puntos que ya se ha reducido la presión impositiva desde el año 2016, con la eliminación de retenciones, la ley pymes, entre otras medidas, y la baja del impuesto inflacionario. Gracias a la reforma bajará la evasión, crecerá más rápido la economía de manera estimada en un 0.5 puntos del PIB adicional por año por efecto de la reforma durante al menos 5 años, con lo cual, cuando se complete la reforma en su integralidad, el costo al tesoro rondará entre el 0.3 y 0.4 del producto, mientras que aumentarán los recursos coparticipados a las provincias. No será la reforma perfecta, en materia tributaria queda mucho por hacer, pero es un paso enorme el que estamos dando después de décadas que no se había nada”.

Comparación con el modelo anterior

“Partimos en el 2015 de uno de los sistemas más regresivos del planeta, con una altísima evasión y una altísima presión fiscal. No teníamos ni tenemos una presión fiscal baja, ni en valores absolutos ni en términos relativos. No se puede medir la presión fiscal, ni comparar con otros países solamente en términos absolutos de que porcentaje del PBI se recauda, sino en términos de los servicios que el Estado devuelve a los ciudadanos. Uno puede tener una presión fiscal del 30% y sentirla enorme y muy pesada contra alguien que tenga en algún país nórdico una presión tributaria del 50% pero que tiene todos los servicios públicos funcionando en calidad, y donde se tiene resuelta toda su vida con prestaciones sociales dese que nace hasta que muere. En cambio nosotros con una presión fiscal que supera los 30 puntos, que si tenemos en cuenta la evasión y la inflación es mucho más del 40%, la sentimos pesada porque no tenemos servicios públicos de calidad”.

Sobre el final de su discurso Pastori manifestó “para esto vino Cambiemos, para cambiar, los que gobernaron tanto tiempo seguramente no quisieron proponer un sistema tributario diferente como el que proponemos nosotros, manifestaron que estaban contentos y conformes con el sistema tributario que teníamos. Nosotros no, estamos disconformes, no nos gusta, lo vemos regresivo, lo vemos inequitativo, lo vemos ineficiente, no apunta a generar empleo de calidad, no apunta a promover el desarrollo de la economía, y vinimos para cambiarlo, no vinimos para que esto siga tal cual como esta. No será el sistema tributario perfecto, pero estamos en esa línea, y seguro más adelante vendrán proyectos que lo vayan complementando y completando y estaremos dispuesto a seguir discutiendo”. Y agregó “no es lo mismo una reforma propuesta por un gobierno creíble que una reforma propuesta por un gobierno al cual la sociedad no le crea, no es lo mismo los blanqueos que aprobó el kirchnerismo y que fracasaron rotundamente, con un blanqueo que propuso Cambiemos y que fue el más exitoso de la historia”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas