SEGUINOS

POLICIALES

Dictan el procesamiento a un joven por homicidio cometido en Alem

Un estudiante de 18 años, de Leandro N. Alem, fue procesado por la jueza de Instrucción Selva Raquel Zuetta por haber asesinado a otro joven durante una pelea que se produjo en la noche del 4 de abril pasado en un predio verde ubicado al frente a una institución educativa de la localidad. Además, le trabó un embargo por 20.000 pesos. El otro detenido fue beneficiado con una falta de mérito y recuperó la libertad.

La Policía fue alertada por teléfono sobre la pelea por René Vargas. Cuando una patrulla llegó al lugar, pasadas las 21.00, halló herido a Luis Alberto Aguirre, quien fue cargado en el patrullero debido a que la ambulancia del Hospital Samic no llegaba.



La víctima fue llevada de urgencia a dicho centro asistencial, donde el médico Roberto Sánchez dijo que la lesión no era grave y el joven debía quedar internado en observación. Durante el traslado, Aguirre dijo que fue herido por Alberto Sacido, quien se hallaba en compañía de otro joven, al que conocía por el alias de “Bebito”.



El relato de la víctima coincidía con lo que un rato más tarde contaría Silvio René Paiva, quien lo acompañaba esa noche junto a Esteban Mauricio Malisko. Paiva dijo que cuando pasaban los tres por el espacio verde del Itec fueron atacados por Sacido y Engel, extrayendo este último un arma blanca de entre sus ropas, con la cual atacó a Aguirre.



Por su parte, Sacido habría agredido a Malisko con otro cuchillo, aunque no alcanzó a lesionarlo. Tras recibir la mortal estocada, Aguirre corrió varios metros hasta caer desvanecido por la pérdida de sangre; mientras que los agresores escaparon al advertir que los vecinos se habían aproximado para ver qué sucedía.



Paiva agregó que no era la primera vez que Engel y Sacido tenían inconvenientes con ellos, ya que en varias oportunidades los amenazaron e intentaron agredirlos. Malisko, en tanto, dijo que Sacido sólo alcanzó a cortarle la campera y una remera, pero no lo lesionó el con cuchillo que portaba.



Esa misma noche, los agresores fueron llevados por sus familiares hasta la comisaría. Al enterarse que las lesiones sufridas por Aguirre no eran graves, sus familiares decidieron no hacer la denuncia.



En la madrugada del lunes la víctima debió ser derivada a Posadas, donde finalmente se produjo su deceso por la puñalada recibida.



Los agresores, en tanto, le dijeron a sus familiares que habían sido agredidos por Aguirre y sus acompañantes, motivo por el cual se defendieron con los cuchillos que llevaban y luego se retiraron del lugar.



La madre de la víctima, Mirta Monzón, relató que en terapia intensiva su hijo le relató que “Engel de una me encajó en el pecho algo que no pude distinguir que era y me defendí hasta que no pude más”.



La jueza Zuetta realizó una reconstrucción del hecho, lo cual permitió establecer que los hechos ocurrieron como relató Paiva y luego Malisko.



Ante esta situación, la magistrada procesó con prisión preventiva a Engel y le trabó un embargo por 20.000 pesos; mientras que Sacido fue beneficiado con una alta de mérito y recuperó la libertad.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas