SEGUINOS

Diputados dio el visto bueno a la movilidad jubilatoria

La Cámara baja aprobó a las 3.40 de este jueves, y giró al Senado, el proyecto de movilidad jubilatoria, que reestablece los aumentos en los haberes previsionales en forma semestral y que busca vincular al índice salarial la actualización de ese sistema.













 

 

 

 
El oficialismo, con algunos de sus habituales aliados, consiguió 140 votos afirmativos, en tanto que la oposición, encolumnada detrás de un dictamen en minoría, obtuvo 78, en una votación que se realizó pasadas las 3.30 de este jueves, tras 8 horas de sesión que había comenzado el miércoles 3.

El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, destacó que “desde el 2003 la política previsional del país ha sido de muchísima contundencia”.

“Se han dado aumentos de aproximadamente el 360 por ciento en el haber mínimo, un número que supera cualquier índice de los que se consideran para el actual proyecto de movilidad”, dijo el legislador santafesino al defender el proyecto del Poder Ejecutivo que establece el aumento semestral de haberes previsionales.

El debate en el recinto comenzó luego de que el oficialismo lograra emitir dictamen en el plenario de las comisiones de Previsión y Presupuesto y el Poder Ejecutivo anunciara modificaciones finales al proyecto vinculados a la fórmula que establece el aumento de los haberes.

En el plenario de las comisiones, el oficialismo pasó a la firma el dictamen de mayoría en un texto que apenas se apartaba del proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo, mientras que la oposición encabezada la UCR, la Coalición Cívica, el Socialismo, el SI y el PRO, presentaron un dictamen de minoría.

Luego de la reunión de comisión, que finalizó a las 16, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió con el titular de la CGT, Hugo Moyano y de la CTA, Hugo Yasky, para acordar modificaciones que reclamaban estos sectores sindicales y que posibilitarían que más diputados votaran a favor de la iniciativa.

De acuerdo a las modificaciones anunciadas, la fórmula se calculará tomando como variables el Indice General de Salarios del Indec o bien el RIPTE (Remuneración Imponible de los Trabajadores Estables) -aplicando aquel que más beneficie a los jubilados- y la recaudación previsional de la Anses.

Al defender el proyecto, el titular de la comisión de Previsión de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Díaz Roig, destacó en el recinto que los jubilados recibieron “11 aumentos” de haberes desde el 2003 y dijo que el Ejecutivo “puede mejorar pero nunca más va a poder disminuir el ingreso de los jubilados”.

“Nuestros abuelos tienen que estar tranquilos con la CGT y la CTA acompañando a los jubilados y, por sobre todas las cosas, garantizándole la Presidenta, el Congreso y las centrales de trabajadores una Ley de Movilidad para siempre, que en algún momento se las habían arrancado”, señaló Massa.

Por su parte el titular de la CGT, Hugo Moyano, afirmó que se trata de “un avance” porque con la nueva ley se tomará la norma más favorable para el trabajador.

En tanto, Yasky aseguró, por su parte, que se trata de “una mejora” que se corresponde con la Ley de Contrato de Trabajo destacó además “esta nueva cultura política” y puso de relieve la convocatoria a las centrales obreras, al sostener que antes “los trabajadores éramos convidados de piedra en todas las decisiones”.

En el marco del debate en la cámara baja, el titular de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Walter Agosto, aseguró que el proyecto de movilidad “va en franca oposición” con el 13 por ciento de recorte de los haberes jubilatorios impulsado durante el gobierno de la Alianza.

En el cierre, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, destacó que “desde el 2003 la política previsional del país ha sido de muchísima contundencia”.

“Se han dado aumentos de aproximadamente el 360 por ciento en el haber mínimo, un número que supera cualquier índice de los que se consideran para el actual proyecto de movilidad”, dijo el legislador santafesino.

Desde la oposición, el diputado radical Juan Acuña Kunz, rechazó las modificaciones introducidas al proyecto, al sostener que “no va a solucionar problemas que tienen nuestros abuelos porque la variación anual que estima el gobierno, entre un 11 y 12 por ciento esta por debajo del nivel de inflación”.

En tanto, la diputada del SI, María América González, -una de las más críticas del proyecto oficial- se mostró en contra de la iniciativa y de los cambios impulsados por el Poder Ejecutivo y sostuvo que “cuando no se dice toda la verdad se miente”.

En su debate en comisión, el oficialismo aceptó dejar afuera del proyecto de movilidad a los docentes y científicos jubilados, a quiénes se aplica un régimen diferente de actualización de haberes.

También, el texto hace referencia a que la aplicación del índice “en ningún caso” podrá producir la disminución del haber que perciben los jubilados, tal como lo resaltaron varios diputados del oficialismo que recordaron el recorte impulsado por la Alianza del 13 por ciento en los haberes.

Asimismo, el proyecto establece que la movilidad se aplicará a partir del 1 de marzo de 2009 y será semestral aunque fuentes parlamentarias no descartan la posibilidad de que el Poder Ejecutivo pueda impulsar un incremento de los haberes antes de fin de año.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas