SEGUINOS

POSADAS

Discapacidad: “sin inclusión no hay ciudadanía plena”

Durante dos días se desarrolló en el Centro de Convenciones, de Posadas, el XVI Encuentro Nacional Educativo y IV Encuentro Internacional Educativo, organizado por la Escuela de Educación Especial Nº 13 para Sordos e Hipoacúsicos “Arco Iris” de Oberá. “Es necesario brindar herramientas inclusivas a los chicos discapacitados y así igualar las oportunidades en el acceso a la información y tecnología”, dijo el ministro de Educación, Luis Jacobo.

El Encuentro fue un espacio para compartir experiencias y reflexionar acerca de la educación especial y los avances en la temática. Participaron directivos, docentes y alumnos de escuelas especiales de Misiones y Corrientes.



A lo largo de las jornadas se desarrollaron conferencias y talleres sobre educación y escuela inclusiva, reflexiones sobre lengua escrita y educación de sordos, la vulnerabilidad de la familia de un niño sordo, entre otras.



Referentes de la educación especial de Venezuela, Chile, Buenos Aires, San Luis, Chubut, Chaco y Misiones, brindaron charlas y expusieron su mirada sobre la temática.



El evento contó con el apoyo del Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología.



En el acto de apertura estuvieron presentes el ministro del área, Luis Jacobo; el presidente del Consejo General de Educación, Fernando Dasso; el decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Unam, Luis Nelli, y otras autoridades.



En su discurso, Jacobo afirmó que “sin inclusión no hay ciudadanía plena. Es necesario brindar herramientas inclusivas a los chicos discapacitados y así igualar las oportunidades en el acceso a la información y tecnología”. Recalcó también la necesidad de avanzar en obligatoriedad de la secundaria, tanto de los chicos que asisten a escuelas comunes como especiales.



Explicó que desde el gobierno de la educación se analizan los mecanismos para garantizar la continuidad de los estudios de nivel medio a todos los chicos de escuelas especiales. En este sentido, ya se realizan algunos ensayos para integrar a aquellos estudiantes con capacidades especiales que, por el tipo de discapacidad, pueden concurrir a una escuela común.



 
Continuar con los estudios



La alumna Carla Betiana Salomón cursó sus estudios primarios en la Escuela Especial “Arco iris” de Oberá. Es la primer alumna con capacidades diferentes que asiste a una escuela secundaria común.



La adolescente tiene 18 años y cursa el segundo año en el Instituto Concordia de Oberá.
“Su sueño era ir a una escuela común”, dijo su madre con orgullo, quien recibió el apoyo y la colaboración de gabinetes técnicos y docentes para lograrlo.



Por Resolución Nº 4875 del Consejo General de Educación, Carla cuenta con un intérprete de lengua de señas que la acompaña a diario en clases. Esta medida permite que la estudiante pueda integrarse, igualando sus oportunidades al resto del grupo. Es además un paso fundamental hacia la inclusión, garantizando el acceso a la educación de niños y jóvenes con necesidades especiales. De esta manera, además, se promueve la permanencia de los chicos en la escuela y se propicia la continuidad de los estudios, brindándoles herramientas para la vida adulta.
 



 
 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas