SEGUINOS

POSADAS

Distribuirán guinches de carga y carros de arrastre de raídos

El Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate aprobó por Resolución 40/2010 el Plan de Mejoramiento de la Cosecha de Yerba Mate, que consiste en la asistencia para la adquisición de guinches de cargas y carros de arrastre de raídos para ser utilizados en la cosecha. La asistencia, que cubre parcial o totalmente los costos de fabricación e instalación de éstas herramientas, será otorgada en forma gradual y limitada a operadores debidamente inscriptos en el Registro Unificado de Operadores del Sector Yerbatero en el Inym. Tendrán como destinatarios a los trabajadores de la actividad yerbatera relacionados con las tareas de cosecha (tareferos y podadores).

Cada interesado en incorporar estas herramientas a sus equipos de cosecha, podrán recibir tres carros de arrastre y un guinche para levantar raídos. 



El Plan, que abarca capacitación a los capataces de cuadrillas y tareferos en el uso de los implementos agrícolas, será ejecutado por el INYM en el marco del Programa Regional de Asistencia al Sector Yerbatero (Prasy) y tiene como meta, que en el término de cinco años, a partir del presente, la mayoría de los transportes de carga de hoja verde de yerba mate con capacidad superior a 3.000 kilogramos, tengan incorporados estos implementos en su actividad.



Entre los fundamentos de la medida se ha expuesto que “resulta incuestionable la actividad física extrema que realiza el tarefero en el traslado y carga de raídos”, y en ese marco “se ha aprobado el inicio de un plan para la utilización de implementos que eviten el sobre esfuerzo humano y optimicen el tiempo de trabajo, tales como carros o carretillas de arrastre y guinches o plumas en camiones”.



Bases y condiciones   



Para acceder al beneficio, el interesado deberá reunir los siguientes requisitos:
      – Cumplimentar la Solicitud de inclusión en el Programa de Mejoramiento     de la Cosecha de Yerba Mate.
– Tratarse de un Operador debidamente inscripto en el Registro de Operadores del Sector Yerbatero.
– Acompañar factura pro-forma a nombre del INYM, con los siguientes datos mínimos en la descripción del implemento: tipo, material de construcción, características de funcionamiento, capacidad de carga, normas de seguridad operativa y vial. A dichos detalles mínimos deberá agregar toda otra mención de relevancia para la correcta descripción. El implemento fabricado, será grabado con un número de serie otorgado por el INYM.
– Cada herramienta deberá contar con un certificado de aprobación firmado por un técnico en Seguridad e Higiene debidamente habilitado, que acredite el cumplimiento de normas de seguridad operativas y viales.
– Suscribir el Contrato de Donación con cargo.



Será el Directorio del INYM quien, con el asesoramiento técnico correspondiente, se expedirá respecto a la aceptación o rechazo de la solicitud presentada, pudiendo solicitar ampliación de la información brindada en caso de considerarlo necesario.



Los montos máximos a ser otorgados serán de 8.400 pesos para el caso de guinches en forma independiente del sistema que se opte y 500 pesos para los carros de arrastre.



Serán aceptadas facturas pro-formas de empresas, talleres metalúrgicos o emprendedores independientes, debidamente habilitados. 



La normativa para la fabricación de los mismos, será provista por el INYM y se adjuntará a cada solicitud presentada, siendo condición indispensable que cada herramienta cumpla con los requisitos exigidos.



Asimismo, el INYM convocó a personas físicas o jurídicas que se encuentren en condiciones de fabricar los implementos objeto de este plan, a acercar sus datos al Instituto a efectos de la entrega a los destinatarios.



(*) Carros o carretillas de arrastre: son las estructuras de hierro y/o madera, adaptadas con dos ruedas en las cuales el cosechero coloca uno o dos raídos y lo traslada hasta las cabeceras del yerbal, reemplazando la tarea de cargar los raídos sobre su espalda.



(**) Guinches o plumas en transportes de carga son los elementos mecánicos adosados a la carrocería de los mismos o a un chasis movido por ruedas, que sujetan cada raído, lo elevan y lo acondicionan en estibas o a granel, reemplazando a la carga manual que requiere el trabajo de 4 ó 5 cosecheros por cada raído que se carga. 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas