SEGUINOS

POSADAS

Doce años de prisión por violar a su hija

Un hombre que accedió carnalmente a su hija de nueve años, fue condenado por el Tribunal Penal 1 de Posadas a doce años de prisión. El hombre reiteró hasta último momento su inocencia, pero los informes médicos y piscológicos descartaron cualquier duda que pudiera existir en torno del caso.
El caso salió a la luz en julio del año pasado. Una mujer se presentó con su pequeña hija ante la Policía y denunció que su hija le había contado que una tarde su padre, Gilberto, le dio de tomar algo que le provocó mucho sueño y luego la violó analmente.

Fuentes judiciales admitieron que durante la entrevista en la Cámara Gesell surgieron algunas inconsistencias en el relato de la nena, pero en la pericia psicológica surgieron evidencias claras sobre el abuso que había sufrido. Ese dato fue corroborado por una profesional del Hospital Madariaga que continúa tratando psicológicamente a la nena.



La fiscal Liliana Picazo había pedido que el imputado fuera condenado a quince años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal calificado por el vínculo; mientras que el defensor oficial Marcelo Ozuna solicitó la absolución por el beneficio de la duda y en forma subsidiaria la pena mínima por el delito de abuso sexual simple.



Antes que los camaristas Eduardo D’Orsaneo, Martín Errecaborde y Ángel Dejesús Cardozo se retiraran a dictar la sentencia, el imputado reiteró su inocencia y dijo que “estoy acá porque no hice nada. Si la hubiera tocado a mi hija me hubieran encontrado colgado debajo de un árbol”. No fue suficiente: el Tribunal lo condenó a doce años de cárcel, sentencia que seguramente será recurrida en Casación por el defensor Ozuna.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas