SEGUINOS

Educación

Docentes aprenden estrategias y técnicas para poner en práctica la educación emocional

image_pdfimage_print

La Cámara de Representantes de Misiones desarrolla durante el mes de mayo un ciclo de jornadas en la temática, que generó expectativa y participación de la comunidad educativa. Estas capacitaciones se inscriben en la etapa de sensibilización en torno al proyecto de Ley de Educación Emocional, que estudia la comisión de Educación del Parlamento Misionero.

En la tarde de este martes se concretó en el Salón de las Dos Constituciones la jornada “Educación emocional en acción”, que contó con la disertación de Susana Maurin. Es psicopedagoga, docente, referente en el tema y autora del libro “Educación emocional y social en la escuela – Un nuevo paradigma, estrategias y experiencias”, donde propone el abordaje transdisciplinario y un conjunto de técnicas para dar mejores respuestas educativas a problemáticas de la sociedad actual.

Esta misma actividad fue realizada ayer lunes en San Vicente, en las instalaciones de la Escuela Normal 13. Mientras que mañana, desde las 9, se reproducirá en el complejo polideportivo de Jardín América, de 14.30 a 18.

Durante la apertura del encuentro de hoy en la Legislatura, Susana Maurin expuso la necesidad “de desarrollar un amplio repertorio de habilidades emocionales y de capacidades espirituales, que permita a los chicos conocerse a sí mismo, reconocer sus emociones, regularlas y expresarlas para resolver conflictos y automotivarse”.

Las técnicas propuestas, denominadas “de interacción personificante” implican posicionar a la clase en un círculo y trabajar para que el aula pueda “mirarse a la cara, aprender a reconocer las emociones propias y las de los demás”.

“Es desde esta interacción, del intercambio de experiencias, donde los chicos producen enormes transformaciones, porque aprenden a expresarse desde sus emociones, necesidades, deseos y experiencias”, explicó la profesional.

“Lo que falta es que estas actuaciones aisladas se transformen en aprendizaje sistemático”, dijo en referencia al proyecto que impulsan la diputada María Inés Rebollo, junto con el presidente del Parlamento, Carlos Rovira.

Incluir a la educación emocional en la currícula implicaría –dijo- “que el docente sienta mayor libertad para planificar”. También permitiría “la transformación que la sociedad necesita”.

Sobre esto, la legisladora Rebollo manifestó la utilidad de este tipo de “habilidades y herramientas que provee la educación emocional para enriquecer las prácticas”.

Profundizó también en la oportunidad que representan para “superar las tensiones que sufrimos los docentes, y para complementar, en una educación integral, el aspecto cognitivo”.

Por último, también durante la apertura del encuentro, el vocal de Educación Secundaria y Superior del Consejo General de Educación, Miguel Ángel Pintos, sostuvo el apoyo del Consejo y el incentivo a la participación en “este tipo de actividades que son útiles tanto para el trabajo de los directivos como de los docentes”.

“Desde Educación no podemos estar alejados de la cuestión de las emociones”, declaró.