SEGUINOS

PROVINCIALES

Dolor e indignación: dijeron que Federico había fallecido cuando aún luchaba por su vida

Conmovida hasta las lágrimas Carina Segovia, hermana de Federico, el joven baleado en Eldorado, daba cuenta de la lucha del joven por su vida que se apagó recién este lunes a media mañana. La información de “muerte cerebral” y “fallecimiento” fue dada por medios de comunicación cuando todavía seguía con vida y su familia y allegados se aferraban a la fe. Una cadena de oración se formaba en las redes sociales pidiendo por él.

 

La información falsa “fue viral. Literalmente lo mataron a mi hermano antes de tiempo. Mi hermano ingresó al Hospital Madariaga el viernes por la mañana con una bala que ingresó al cerebro. Estaba muy complicado y los doctores desde el inicio que tuvieron contacto con nosotros nos dijeron que no había esperanza de vida. Porque la bala había afectado todo el cerebro, atravesó todo el hemisferio derecho y afectó todas las funciones vitales. Esperanza de vida no había. Pero era una posibilidad la de aferrarse a la fe. Nosotros queríamos mantener la esperanza, de poder recobrar la vida de mi hermano a través de la fe, pidiendo a Dios. Sólo en la fe yo podía encontrar un refugio donde desahogarme y poder estar hoy acá hablando a pesar del profundo dolor que me produce su fallecimiento”.

Falleció el joven de Eldorado que recibió un disparo en la cabeza el viernes 28

En declaraciones exclusivas a C6Digital, confirmando que el fallecimiento se había producido recién este lunes a media mañana. Dijo que aquel viernes “cuando nosotros recibimos esta noticia que no había esperanzas había personas acá que estaban investigando la cuestión y a raíz de verme llorar desconsoladamente y de una pregunta que al responderle fue la misma respuesta que me dieron de los médicos, ellos inventaron esa historia de una muerte cerebral. La noticia de decir un diagnóstico de muerte cerebral es lo mismo que decir que está muerto. Y así como en un medio masivo de comunicación transmitieron eso, en otro pusieron que falleció. Inclusive hasta decían de la fecha del velatorio. Todo falso. Es una falta de respeto y causa indignación, porque se supone que están para informar y trasmitir la verdad.  Hoy ya no creo en nada”.

Señaló: “juegan con el sufrimiento de las personas porque uno está luchando porque mi hermano se recupere de la fe. Recibo mensaje alentadores, colaboración de la gente y lo único que yo le pedía era por favor recen por mi hermano. Que surja un milagro porque sólo Dios podía sacarlo esa era la realidad”.

Dice que “nosotros estábamos esperando que se recuperara. Es más vinieron 6 amigos de él de Eldorado, con la esperanza de hablarle, de transmitirle lo mucho que lo quieren y que lo que le estaban esperando, que siguiera luchando. Fue cuando una de las doctoras me llama para darme el informe de que falleció. Ya no hubo más señales cerebrales, que era lo único que le estaba manteniendo en ese estado, es decir, vivo. Y hoy me dedico a tomar su celular y decirle a toda esa gente que me dio fuerzas que ha fallecido y que posiblemente mañana sea el velatorio”.

Un joven luchador y muy querido

Un velatorio que se realizaría “posiblemente por la mañana. Así que a toda la gente que nos conoce, que nos estuvo preguntando, que quiera asistir, podrá hacerlo. Yo me pondré feliz de ver como lo apreciaba tanta gente, porque será una última satisfacción para él”.

Carina cuenta que son 6 hermanos, pero que Federico era su “favorito. Era una de mis debilidades, trabajador, luchador. Nosotros somos una familia humilde. Y él quería salir adelante, estudiar, tenía su auto y compró una moto, trabajaba en la venta de saldos virtuales, era una buena persona. Y no es justo, tenía tan solo 20 años”.

Carina no quiere hablar mucho de lo sucedido sólo comenta que “fue un familiar directo, fue su primo. Pero lo único que yo quiero aclarar acá es que fue para defender a su primo. Sí porque de todas las situaciones llega un momento que mi hermano le pide ayuda, le pide socorro porque había muchas personas que lo están matando y el para defender quiso asustar a esas personas tirando un disparo para que corran y no sabe manipular una pistola, Tiró al piso y rebotó la bala. Y eso hizo que se produzca la muerte de mi hermano porque eran irreversibles los daños”.

La familia aceptó la donación de órganos “porque es una ley y las leyes hay que cumplirlas”, apunta finalmente Carina.

Descargar Semanario Seis Páginas