SEGUINOS

POSADAS

Economista dice que después de las elecciones se espera un “gran crecimiento”

El economista Orlando Ferreres estuvo en Posadas para disertar en la jornada “Perspectivas de Argentina: Nuevos escenarios para el Comercio” que se realizó en el Salón Bordeaux del hotel emplazado sobre la calle Entre Ríos. “Creo que después de las elecciones se espera un gran crecimiento de Argentina, con un rebalanceo de precios relativos antes o después. Pero esperamos la duplicación del las riquezas del país en siete años. Si ahora tenemos un producto bruto de 10 mil, pasaríamos a tener 20 mil dólares por persona en el 2020”, afirmó. En este sentido, observó que todo “viene bien” para Argentina, el mercado mundial compra mucho más volumen y al doble de precio y “tenemos que aprovechar el tren que está pasando”.

En la oportunidad, Ferreres observó que la Argentina tiene una tendencia “centro derechista”, al igual que otros países del mundo, “aunque siempre un poco más atrasados, vamos para donde va el mundo”, agregó. En este sentido, dijo que hay una economía proteccionista “pero no mucho, porque tenemos importaciones bastante altas y están creciendo bastante. Hubo un cierre de importaciones el año pasado pero éste no. Tenemos bien el cierre de exportaciones, somos proteccionistas al revés”, observó. Por otra parte, señaló que los bancos argentinos están ganando bien y que el sistema de ahorro “prácticamente” desapareció en la cultura de la población.


Agregó que “la gente no piensa en ahorrar acá, se llevan su dinero afuera del país, alrededor de doce mil millones de dólares por año se va”.


En este contexto, comentó que los bancos reciben depósitos que no tienen costo, porque son a cuentas corrientes y lo prestan a un 20 ó 25 por ciento, “el Gobierno pidió que una parte lo presten a costo cero, cobrándole el seguro a la gente o el uso de cuenta y por eso se dieron préstamos en 50 cuotas sin interés. Pero es una parte, el resto es un negocio brutal de los bancos porque tienen todo el dinero, con un costo muy bajo y prestándolo a una tasa bastante alta, porque prestan para el consumo y no para la inversión”, apuntó.


Por otro lado, el especialista explicó que visualiza un país más centrado, más razonable, sin prohibiciones a la exportación de lo principal, y consideró que se debe dejar el precio del gas natural en boca de pozo más o menos cercano al internacional, ya que “hoy está ocho veces más abajo que el precio internacional, con esos enfoques habrá más inversión”, indicó.


Con respecto a la inflación, recalcó que hay un 40 por ciento de lo que se compra todos los días, y cero de gas, luz y otros servicios. Por lo tanto, en realidad, hay un 25 por ciento promedio de inflación, pero la gente entiende la cifra mayor, y solicita, entonces, aumentos salariales para cubrir sus gastos diarios.


“Creo que después de las elecciones se espera un gran crecimiento de Argentina, con un rebalanceo de precios relativos antes o después. Pero esperamos la duplicación del las riquezas del país en siete años. Si ahora tenemos un producto bruto de 10 mil, pasaríamos a tener 20 mil dólares por persona en el 2020”. En este sentido, observó que todo “viene bien” para Argentina, el mercado mundial compra mucho más volumen y al doble de precio y “tenemos que aprovechar el tren que está pasando”, añadió.


Ferreres explicó que para apuntar al comercio exterior sin descuidar el mercado interno se debe hacer lo que hace Uruguay: no prohibir las exportaciones. “No hay ningún uruguayo que no como asado todos los días. El mundo no quiere comprar asado, no le gusta, al argentino sí. Entonces el asado para el argentino y los productos más caros para la exportación, eso es lo que hicieron los uruguayos”, insistió.


Recalcó que hay un 45 por ciento de mercado “negro” y cada vez más porque al haber tanta voracidad impositiva, una respuesta del empresario, principalmente de una pyme, es operar en negro. En Uruguay se arregló un consumo interno y exportación sin ningún conflicto. “Si uno se basa sólo en el consumo interno no tiene destino, porque es muy chiquito el consumo de acá, es ínfimo con lo que podría ser un mercado.  Hay que tener un horizonte más de clase mundial si uno quiere tener un poco de grandeza. Y en los argentinos no vemos ese espíritu, tenemos la materia del mundo para serlo, recursos naturales mucho más que otros países, sólo que no logramos organizarnos para que un argentino se sienta orgulloso de su país”, resaltó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas