SEGUINOS

NACIONALES

Titular de Came dice que “es muy difícil” competir con Paraguay “por su alta informalidad”

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, el misionero Gerardo Díaz Beltrán, observó que ya es evidente la disminución fuerte las compras de los argentinos en países limítrofes debido a la asimetría por el tipo de cambio. Sin embargo, advirtió que con Paraguay la asimetría es netamente estructural ya que el costo en ese país fronterizo “es incomparable”, por diversas razones. ”

Es muy difícil competir con Paraguay por su alta informalidad, entre otras cosas”, explicó.

También reconoció el repunte de las ventas en Misiones por el consumo local pero advirtió sobre la necesidad de “respetar el impacto en los precios según la incidencia del dólar”. Es decir que los precios no trepen demasiado como para licuar las diferencias de los beneficios del tipo de cambio alto.

 

(Nota completa publicada en Clarin)

La otra cara de la devaluación: renace el comercio en las ciudades de frontera

En medio de un escenario en el que se prevé una caída de la actividad económica, durante el segundo y tercer trimestre del año, la devaluación y la libre flotación del tipo de cambio, traerían no sólo mayor inflación y retracción de la demanda. También, podrían generarse “efectos compensatorios” en algunos sectores, como en el comercio de frontera y en el turismo receptivo, por la mayor afluencia de visitantes extranjeros. Además, el actual dólar también traería perspectivas auspiciosas para varias economías regionales durante el próximo semestre.

El economista Jorge Vasconcelos, de la Fundación Mediterránea, explica que, por lo pronto, “se revirtieron los flujos de frontera. Mientras el año pasado se vivía un boom de argentinos pasando a Encarnación (Paraguay), por ejemplo. Hoy, con el dolar a $28, hasta hay mayor flujo de paraguayos comprando en el país”, cuenta. También, según el analista, “es notable como se invirtió el flujo de los comerciantes bolivianos que, hasta hace poco, venían a abastecer al mercado argentino y ahora vienen a comprar.

Según los distintos sondeos que realiza la Fundación Mediterránea en las distintas provincias, “en Mendoza se está registrando un creciente ingreso de turistas brasileños, de alto poder adquisitivo, que se hospedan en hoteles de 4 y 5 estrellas y visitan las bodegas de la zonas, en las que compran, además, abundantes botellas para llevar a su país de origen”, cuenta el economista. “Hoy la situación en Brasil no está bien, pero hay una masa crítica de una clase media alta, que puede viajar.

En Buenos Aires, el número de turistas extranjeros aumentó un 3% en el primer trimestre del año y generaron ingresos por US$ 490 millones, según datos Ente de Turismo porteño. Mientras tanto, sigue aumentando la llegada de turistas brasileños, de los Estados Unidos y de Canadá, según la misma fuente.

En cuanto al impacto en las economías regionales, según Vasconcelos, los fruticultores del Alto Valle del río Negro conforman el sector que no se verá beneficiado por la suba del dólar porque esa cosecha ya esta vendida, aclara. “Pero el resto de las economías regionales, la forestal, en Corrientes, el te, en Misiones, los limones de Salta y Tucumán y los cultivos del NOA, entre otras, van a poder aprovechar los beneficios de este tipo de cambio”, insiste.

Según el analista, “hay elementos económicos para pensar que el esquema de flotación cambiaria puede funcionar y que el dólar en $27 o $ 28 no va a quedar atrasado frente a la inflación. “Y esto es muy relevante para el ánimo de negocios de las economías regionales”.

De la Cámara de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, coincide en que, ya es evidente la disminución fuerte las compras de los argentinos en Chile debido a la asimetría por el tipo de cambio. Una situación que también que también se da con Brasil. Sin embargo, advierte que con Paraguay la asimetría es netamente estructural ya que el costo en ese país limítrofe “es incomparable”, por diversas razones. Es muy difícil competir con Paraguay por su alta informalidad, entre otras cosas, explica. También reconoció el repunte de las ventas en Misiones por el consumo local pero advirtió sobre la necesidad de “respetar el impacto en los precios según la incidencia del dólar”. Es decir que los precios no trepen demasiado como para licuar las diferencias de los beneficios del tipo de cambio alto. (clarin.com)