SEGUINOS

NACIONALES

Efecto dólar: se cayeron 25% de ventas con créditos hipotecarios

En los últimos 10 días el dólar subió un 8% y a pesar de que la moneda estadounidense cerró el lunes en baja, nadie sabe cuál es su techo. La fuerte devaluación del peso que se viene acrecentando ya afecta fuertemente al mercado inmobiliario. Según datos del Colegio Profesional Inmobiliario, sólo en mayo un 25% de las operaciones que se iban a realizar con crédito hipotecario fueron canceladas y desde el sector aseguran que “apenas se realizan operaciones”.

“Cuando el dólar se pone nervioso el mercado se tranquiliza. Veo un gran estanque donde cayó un meteorito en el medio, ahora hay que esperar que se tranquilice el mercado”, describió el escenario complejo Armando Pepe, presidente del Colegio Profesional Inmobiliario.

Las propiedades aumentaron en dólares casi un 10% de forma interanual, pero ante este nuevo escenario de crisis los especialistas aseguran que “los precios se van a estancar, no creo que bajen pero tampoco van a poder seguir aumentando”, argumentó Pepe. Lo cierto es que hoy existe mayor negociación a la hora de firmar la escritura. Los interesados hacen importantes contraofertas y en muchos casos los propietarios, a diferencia de algunos meses atrás, están dispuestos a bajar los precios en medio de una negociación.

“Desde la Cámara estamos trabajando para mejorar esta situación. Es fundamental que se acorten los plazos de otorgación de créditos que hoy van de entre 120 a 150 días”, explicó a éste diario Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

Por ahora el pronóstico a futuro es complejo: “Estamos en medio de la tormenta, hasta que el dólar y el mercado no se estabilicen es imposible pensar a largo plazo. De lo que estamos convencidos es que los precios de los inmuebles van a mantenerse y va a haber mayor lugar a las negociaciones”, concluyó Bennazar.

A este escenario complejo hay que sumarle los cambios para acceder a un crédito hipotecario UVA. Por ejemplo para recibir $1 millón a 30 años se debe ganar al menos $25.284, lo que representa un incremento de $6.000 respecto de las condiciones que existían hace un año atrás.

“Al aumento de las propiedades en pesos, también hay que sumarle el incremento de la tasa de interés de los bancos que pasó del 3,5% al 9% según la entidad financiera”, detalló el especialista del sector José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.

Las UVA representan la milésima parte del costo de un metro cuadrado de construcción y su valor se actualiza cada día de acuerdo a la inflación. Por eso quien ya sacó un crédito ha visto incrementado significativamente la cuota que debe pagar, ahora quien todavía no lo hizo, espera a tener un escenario más claro. “Con esta situación la gente ni se acerca al banco, es recomendable esperar a que haya mayor estabilidad”, concluyó Rozados.

Fuente: Ámbito.