SEGUINOS

POSADAS

El aloe vera, uno de los mejores remedios naturales para las insolaciones

La naturaleza brinda buenos refrescantes post solares como por ejemplo el aloe vera. Según estudios, si se lo aplica sobre las superficies que recibieron directamente el sol, tiende a bajar la temperatura y aplacar el dolor.

El verano es sinónimo de sol y altas temperaturas. El calor y sus estragos hacen que la gran mayoría decida pasar gran parte de su tiempo libre en la piscina o en la playa. Estos lugares por lo general suelen estar expuestos al sol, algo que hace que cuando se pase mucho tiempo en él  se corra el riesgo de sufrir una exposición a los efectos de los rayos. Para ello es importante saber cómo calmar la piel y evitar daños. 

El aloe vera es una planta muy conocida por todos debido a sus propiedades cicatrizantes y calmantes de la piel. Se utiliza en cosmética de manera habitual, además de ser un tipo de sustancia muy apreciada por su valor nutricional y por los efectos que tiene en el organismo como regenerador.

Se cultiva desde hace siglos y sus utilidades siempre han sido terapéuticas, ya que es un potente regenerador de la piel, pues sus propiedades ayudan a hacer que la piel se recupere mucho antes de cualquier agresión externa. Hay que tener muy presente que el aloe vera es una sustancia que es absorbido con mucha facilidad, llegando a penetrar en las tres capas de la piel.

Su poder regenerador y calmante ayudará a acabar con el efecto calor que se produce tras una sobre exposición al sol. En menos de veinticuatro horas la piel recobrará su estado habitual, siempre y cuando las quemaduras sean leves. El aloe vera evitará la aparición de ampollas y descamaciones de la piel, contribuyendo a mantener el color más vivo y saludable durante mucho más tiempo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas