SEGUINOS

ECONOMIA

El Banco Central redobla esfuerzos con futuros pero la corrida no se detiene

image_pdfimage_print

El dólar minorista sumó 22 centavos para cerrar en $ 23,12 a pesar de que el Central intensificó los esfuerzos en el mercado de futuros, con ventas oficiales por unos u$s 600 millones. El martes la autoridad monetaria había interrumpido casi dos años y medio de abstinencia de intervenciones en esa plaza.

Mientras en Washington empezaban las negociaciones para que la Argentina obtenga una línea de asistencia financiera del FMI con la que capear el desarme de activos argentinos que castiga al mercado desde fines de abril, la corrida contra el peso sumó un día más. El dólar minorista sumó 22 centavos para cerrar en $ 23,12 para la venta, a pesar de que el Banco Central (BCRA) redobló los esfuerzos en el mercado de futuros para contener a la divisa.

En la plaza mayorista el dólar ganó 32 centavos y cerró en $ 22,72. En lo que va de mayo el dólar sube 10,61%, en lo que va del año 23%. El clima internacional fue un poco más benigno ayer, aunque pesó la depreciación del real brasileño, la moneda que más influye sobre el peso. Con todo, los factores locales tuvieron su participación y el peso argentino se destacó con un retroceso del 0,94% frente al 0,84% del real. El resto de las monedas latinoamericanas tuvieron un día tranquilo.

Si bien la entidad conducida por Federico Sturzenegger no operó en el mercado spot, voceros del BCRA dijeron a El Cronista que sí hubo ventas oficiales en el mercado de futuros de dólar por unos u$s 600 millones. El martes la autoridad monetaria había interrumpido casi dos años y medio de abstinencia de intervenciones en el mercado de futuros cuando salió a moderar la suba del dólar con u$s 200 millones. El antecesor de Sturzenegger, Alejandro Vanoli, está imputado en una causa por ventas masivas con las que la entidad intentaba contener al dólar cerca del final del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

El miércoles, el Banco Central no sólo triplicó sus posturas en futuros sino que, a diferencia de lo que pasó el martes, vendió en los dos mercados a
término que hay en el país: el Rofex y el Mercado Abierto Electrónico (MAE). El día anterior sólo lo había hecho en el segundo. La mesa de operaciones del BCRA, contaron operadores, vendió sólo contratos a futuro con vencimiento a fin de mes a $ 23,10 por dólar. El martes había marcado $ 23,25. Lejos de ser una venta a la baja, la mesa oficial parece haber tratado de despistar al mercado, porque vendió más alto de lo que se operaba ese contrato en ese momento. “Cuando esperábamos que vendiera para abajo lo dejó subir y nos hizo perder plata”, dijeron en una correduría de cambios.

Con sus intervenciones en el mercado de futuros el BCRA modera la suba del dólar al contado sin tener que sacrificar reservas inmediatamente. Desde que el 5 de marzo el BCRA empezó a vender reservas en el mercado cambiario la entidad lleva vendidos u$s7726 millones de sus reservas. Con la vuelta a la imprevisibilidad a la hora de intervenir el mercado de futuros la mesa del BCRA recupera una estrategia de castigo a quienes especulan con sus intervenciones.

La sensación el miércoles entre los operadores es que todavía no se vio el final de la corrida. “La autoridad monetaria utilizó otra vez el recurso de intervenir en los mercados de futuros para moderar los movimientos pero sin alterar la tendencia de fuerte apreciación que exhibe el dólar en el mundo. Sin que se haya despejado el panorama doméstico se esperan varias jornadas de inestabilidad y fuertes fluctuaciones en un proceso que mantiene un imprevisible horizonte que depende además de una compleja situación internacional que todavía está irresuelta”, escribió Gustavo Quintana de PR Corredores de Cambio.

De hecho, en una mesa bancaria decían ayer que si hoy el mercado abre como cerró ayer, la tendencia todavía es “tomadora”. “No me gusta como operó el mercado, operó tratando de achicar y cerró tomador. ¿Por cómo cerró? Mañana debería seguir la presión”, dijeron. “Lo que dio un poco de aire es que el Merval finalmente subió y los bonos argentinos anduvieron 2,50% arriba en Nueva York”, agregaron.

Fuente: El Cronista.