SEGUINOS

ECONOMIA

El Banco Macro está atento al contexto y a sus clientes para asesorarlos y prevenirlos

La gerente de Relaciones Institucionales Milagro Medrano confirmaba que la institución ya tiene agendadas las inversiones que realizará el año próximo en infraestructura y cajeros automáticos, tras señalar la reciente inauguración de uno de estos últimos, en la ciudad de Apóstoles, que siguió a la apertura de una nueva sucursal en la localidad de San Antonio.

 

 

Inclusive hay un plan de recambio de cajeros, por antigüedad de las máquinas, así como la progresiva renovación de tarjetas de débito para incorporar el chip, que las vuelve más seguras. En materia de inversiones, sólo en Misiones y en este año 2018, el Banco Macro lleva invertidos 100 millones de pesos en obras “que también generan trabajo, llevan a capacitaciones y hay toda una comunidad beneficiada”.

Habló igualmente, en una entrevista en el envío Te Digo Más de Canal 12 de Posadas, sobre la campaña lanzada recientemente por el Banco Macro para incentivar el uso de la tarjeta de débito como “tarjeta de compra, porque es más práctica y segura y no es necesario andar con todo el efectivo”. Todos los meses, con intervención de un escribano, se realizan los sorteos con premios que incluyen motos, televisores. “Se participa con el solo uso de la tarjeta y cuánto más se la use, mayores serán las chances de salir premiado”, comenta. Tras advertir que en las Provincias en las que el Banco Macro es agente financiero es donde se realizan los mayores volúmenes de extracciones.

Un posnet inhalámbrico

Pero hizo notar que así como el Banco Macro tiene campañas destinadas a sus clientes, “también trabaja con los comercios, para el uso del posnet y el mPos que es el inalámbrico que sirve para los comercios con delivery o para los profesionales que van a domicilio”. Y señaló que son variadas las ofertas para hacer accesible el mPos en materia de precios.

Destacó que “una compra con tarjeta de débito es acreditada inmediatamente al comercio donde se realizó”. Dijo que esta campaña durará tres meses, hasta fin de año, para añadir que “en las cuatro Provincias en las que somos agentes financieros tenemos otras campañas”. Y que, en ese marco, hay una gran dedicación en cuanto a “enseñar el uso de las herramientas que ofrece el Banco Macro”,

Al mismo tiempo, prevenir en materia de seguridad, de modo que el cliente adopte todos los recaudos que convienen a la protección de su cuenta. “Para prevenir estafas y todo cuanto viene ocurriendo, como el ‘cuento del tío’ con el que perjudicaron a una señora recientemente. Porque muchas veces toda la seguridad que se adopte no alcanza. Quienes actúan mal se reinventan y utilizan lo que llamamos la ‘inteligencia social’. Porque junto a la tecnología está la obtención de los datos más sensibles de una persona. Escuchan detrás de un teléfono, o como sucedió con el cuento de la reparación histórica de los jubilados, le piden el pin, la clave, el número de cuenta. El Banco Macro jamás te va a llamar, o mandar un mail como tampoco pedir una clave”.

Y relata que “acá en Misiones, hemos tenido casos de gente que está muy endeudada, que no puede tomar créditos en el Banco y va a algunos de esos prestamistas que la obligan a que les den la tarjeta de débito y la clave. Entendemos la necesidad de la gente y tenemos una serie de dispositivos de seguridad –hasta un fondo especial para hacer frente cuando a las personas les clonan las tarjetas- pero no se puede cuando se hacen públicos los datos sensibles”.

Ahora Misiones

Por otra parte y al aludir al Ahora Misiones y los programas que de éste derivaron destacó la confluencia de voluntades de las cámaras empresariales, el Estado provincial y el Banco Macro. “Había una problemática, una realidad, que era la gente yendo a Paraguay. Y había que asumir la responsabilidad. Y obviamente nosotros como el Banco de Misiones debemos estar ahí presentes”.

Advirtió que de los 880 millones de pesos que significó el programa desde mayo del año pasado, cuando se adoptó, al mes de agosto último, 800 millones correspondieron a operaciones realizadas con las tarjetas de Banco Macro. Y al ser consultada sobre un Ahora Mamá ante la inminencia del Día de la Madre, dijo que “siempre se han tenido en cuenta las celebraciones especiales: Día del Niño, Navidad, Día de la Madre”.

Llamado a la responsabilidad

Pero indicó que “si bien es lindo ayudar a la gente, también me gustaría dar un mensaje de responsabilidad. Que no compremos todo, sino lo necesario. Mucha gente se está sobre endeudando y eso tampoco es bueno.

“Nosotros creemos que está bueno tener cuotas, ayudar, pero también como Banco decimos que la gente tiene que saber que no puede gastar más de lo que puede pagar”. Y recordó que muchas veces se recurre al pago mínimo –un sistema llamado revolving- que “tiene una tasa carísima y hace que nunca se termine de pagar la cuenta”.

Dijo que “generalmente somos precavidos y ante este tipo de situaciones llamamos a nuestros clientes y les refinanciamos. Porque el Banco no quiere quedarse con tu auto o que un cliente siga pagando 20 años después”.

Diferenció la situación crítica actual de lo vivido en el 2001 con la convertibilidad. “Que era un invento. Porque te hacían creer que tenías dólares cuando eran pesos. El Banco Central hace pesos no dólares y la gente venía a buscar dólares que no había. Y así aparece la famosa pesificación asimétrica. Pero salimos de todo eso. Hoy es distinto. Es cierto que las tasas están altas, está la tasa de referencia del Banco Central y nosotros trabajamos con dinero. Pero hoy todavía estamos en un nivel en el que la inflación y el salario van de la mano”.

Hizo saber entonces que “una persona que adquirió UVA puede venir al Banco y pedir que se le estire el plazo. Hay una cláusula que puede ejercer la persona a la que la cuota del préstamo hipotecario le está comiendo una parte más importante del salario”.

Admitió entonces que el Banco Macro está atento al contexto, pero también “al comportamiento del cliente. La regionalización con las sucursales nos permite conocer cada problemática, de cada región, porque son distintas, y entonces podemos estar cerca del cliente, y ofrecerle asesoramiento o ayuda si vemos que puede tener un problema”.

Descargar Semanario Seis Páginas