SEGUINOS

POSADAS

El brasileño murió asfixiado al ser envuelto con cinta de embalaje

Una horrible muerte halló el brasileño Valdivino Nunes Da Silva, de 41 años, cuyo cuerpo recubierto de cinta de embalaje transparente fue encontrado el sábado a la tarde al costado de la ruta nacional 101, a unos 20 kilómetros del límite con el vecino país. Los forenses que este martes realizaron la autopsia establecieron que el hombre falleció como consecuencia de una asfixia mecánica provocada por el taponamiento de boca y nariz con la cinta.

Este lunes a la tarde, Suelí Da Silva, de 39 años, llegó hasta Andresito junto con agentes de la Policía Militar y dio una descripción de su marido y de las ropas que vestía al momento de desaparecer, la semana pasada. La mujer dijo que residía junto a Nunes Da Silva y ocho hijos en una vivienda ubicada a la vera de la ruta E 136, en Villa Aurora, municipio de Santo Antonio. Un dato que llamó la atención de los investigadores es que la mujer dijo que su marido estaba desocupado desde hacía mucho tiempo y ella se dedicaba a las tareas del hogar, desconociéndose de dónde provenía el dinero para el sustento familiar.




La Policía ahora intenta recabar algunos datos con sus pares brasileños para establecer con certeza si el hombre estaba relacionado con negocios turbios de la frontera: narcotráfico o contrabando.




Otro dato llamativo es que Nunes Da Silva llegó hasta las cercanías del límite internacional en su vehículo e ingresó a la Argentina por un paso no habilitado, ya que no existen registros de su paso por Migraciones. La pregunta que ahora la Policía intenta responder es cómo llegó hasta el paraje “María Soledad”, a más de 20 kilómetros de Andresito y a idéntica distancia del límite con Brasil.




El cadáver fue hallado por un colono de la zona que se aproximó al lugar al advertir la presencia de animales. En esas circunstancias se topó con el cuerpo totalmente recubierto con cinta de embalaje, las manos atadas atrás y los pies también aprisionados con la misma cinta. El médico policial que revisó el cuerpo a la noche estableció que el deceso ocurrió entre 15 y 24 horas antes, constatando además, otorragia derecha y una leve lesión en el mentón.




La investigación del hecho está a cargo de la División Homicidios, Investigaciones de Puerto Iguazú y de la comisaría de Andresito, además del Juzgado de Instrucción a cargo de José Pablo Rivero.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas