SEGUINOS

POSADAS

El compromiso político y el Hambre Cero (Por el Lic. J.C. Arrúa)

Quiero en estas pequeñas líneas poder hacer una reflexión sobre la moralidad y la acción, sobre todo en estos momentos donde muchos hacen propias y reproducen paradigmas malintencionadas sin el más mínimo conocimiento del tema.

Todos los que transitamos la universidad y más específicamente alguna Facultad de Ciencias Sociales, sabemos que la moral, la educación y la sociedad política está comprometida con la acción como elemento omnipresente. El interés central de la moral es la acción de una persona hacia la otra, los miembros de una sociedad política interactúan. Ser una persona moral es estar preparado a actuar de manera especifica; ser un ciudadano o un funcionario de Estado es ser el sujeto de ciertos actos; y ser una persona comprometida significa desempeñar actos dados.



 



Los principios fundamentales de la moral, son una base de directivas, los ideales de una sociedad política sirven como guías de acción. la prevalencia de la acción en la moral, la sociedad política y el compromiso ciudadano ayuda a explicar por que a menudo se las denomina “cuestiones practicas”.



 



Hoy en la provincia existen grandes e improvisados teóricos y constructores de conceptos que critican programas y proyectos del gobierno por el solo hecho de instalar en la sociedad un estado de confusión y malestar con evidente intención política partidaria ¿y saben que? Nosotros, los comprometidos realmente con lo social, sabemos muy bien que cuando algo se hace bien seguro que aparecerán aquellos que intenten boicotear. Ya lo decía Marcos Aguinis en su libro “El encanto atroz de ser argentino”,  pero eso no debe detenernos porque todos debemos estar comprometidos a intervenir, porque todo lo que hacemos en la vida es política y no precisamente política partidaria, es compromiso con nuestra sociedad.



 



El programa “Hambre Cero” está funcionando y eso a muchos les duele, les aseguro que si se implementaba hace 2 años atrás nadie criticaría tanto, pero como estamos pronto a elecciones… es lógico que  existan necesidades de ajustes permanente y de hecho se critica pero al menos alguien ha decidido abordar esta problemática desde la raíz sin mirar al costado como muchos lo hicieron permanentemente.



 



Hoy escuchamos a Skanata y a otros que siempre vivieron en la inercia de la política; como también lamentablemente a Antonia Husulak, Silvana Martinez, colegas ellas a quienes les invitaría a que salgan detrás de su escritorio repitiendo frases guiadas por y para “otros” y se dediquen a caminar los barrios, ensuciarse las manos y los zapatos para comprometerse como ciudadanos activos de nuestra provincia.-



 



Concluyo reflexionando sobre la gran necesidad de acompañar cuando las cosas se hacen realmente. Si no se hubiese implementado el programa Hambre Cero en la provincia de Misiones, nadie hablaría de los pobres de Misiones.



 



Cuando se hacen las cosas, seguramente muchos hablan y seguirán hablando, mientras el deber como ciudadano comprometido es seguir trabajando…



 



Muchas gracias



 



Juan Carlos Arrúa



Lic. en Trabajo Social

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas