SEGUINOS

El Congreso eliminó el sistema de jubilación privada

El Senado aprobó por 46 votos a favor, 18 en contra y una abstención, la unificación del sistema de previsión y seguridad social. Lo hizo al cabo de 12 horas de debate.

Tal cual todos preveían, el oficialismo del Senado logró convertir en ley el proyecto que elimina el régimen previsional de capitalización y crea el Sistema Integrado Provisional Argentino (SIPA).

El resultado favorable al Gobierno fue holgado y sin sorpresas, en el marco de un debate que no ofreció espacio para demasiadas polémicas, más allá de ironías y críticas cruzadas de uno y otro sector.

La abstención correspondió al senador radical Pablo Verani, y en el debate en particular no hubo modificaciones ni demasiadas variaciones en los números de la votación.

El debate se desarrolló sobre sus postrimerías con la presencia del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el titular de la ANSeS, Amado Boudou, quienes siguieron el debate en el recinto, sentados junto al titular de la Comisión de Previsión Social de la Cámara baja, Juan Carlos Díaz Roig.

El debate duró exactamente 12 horas, ya que se inició a las 11.15 de la mañana y concluyó a las 23.16, luego del discurso del titular del bloque oficialista, Miguel Angel Pichetto, quien destacó que “este Gobierno ha recuperado la actividad económica, el empleo”, y advirtió que “el mundo que viene es muy complejo. La prolongación de la vida hace que el sistema sea ineficaz, hoy se requiere de otro tipo de recursos para poder implementar el sistema previsional”.

Y advirtió a continuación que “el mundo que viene va a ser un mundo mucho más complejo, donde la crisis de los sistemas provisionales se están vislumbrando”, y aclaró que “si no hay actividad económica, no hay trabajo en blanco, por mejores fines que haya el sistema no va a funcionar y se va a caer”.

Así las cosas, admitió que “a partir de aquí tal vez se pueda mejorar (la ley), pero aquí estamos definiendo el núcleo duro de que el Estado se ocupe de administrar los fondos”.

En la apertura del debate del proyecto que elimina las AFJP, el vicepresidente de la Comisión de Trabajo y Previsión del Senado, Julio Miranda, dijo que “las propias AFJP han reconocido que en los 15 años de vigencia del sistema no han logrado cumplir con lo que era el anhelo inicial”.

El senador tucumano defendió la iniciativa elaborada por el Poder Ejecutivo y aprobada hace quince días por la Cámara baja.

El proyecto del Poder Ejecutivo convertido en ley determina la eliminación del actual régimen de capitalización y garantiza a los jubilados que están en el sistema privado iguales o mejores beneficios que los que perciben actualmente.

La iniciativa establece que la administración de los fondos estará sujeta a la supervisión de una comisión bicameral de control de los fondos de la seguridad social y de un consejo integrado por empresarios, trabajadores, jubilados, funcionarios, entidades bancarias y legisladores.

Prevé, también, que la ANSES tendrá autonomía financiera y económica y que estará sujeta a la supervisión de la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social, creada en el ámbito del Congreso e integrada por 6 senadores y 6 diputados.

Uno de los puntos acordados con la oposición en Diputados, que permitió sumar más respaldos a favor de la iniciativa, dice que la totalidad de los recursos únicamente podrán ser utilizados para pagos de beneficios del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y prohíbe la inversión de los fondos en el exterior.

También, se aclara a través del proyecto que la ANSES “no percibirá por la administración de los fondos comisión alguna de los aportantes al sistema”.

En relación al Consejo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad encargado de monitorear los recursos del sistema, estará integrado por un representante de la ANSES, uno de la Jefatura de Gabinete de Ministros, dos del Órgano Consultivo de Jubilados y Pensionados, entre otros.

Al abrir el debate, el vicepresidente de la Comisión de Trabajo y Previsión, Julio Miranda (Frente para la Victoria), dijo que “las propias AFJP han reconocido que en los 15 años de vigencia del sistema no han logrado cumplir con lo que era el anhelo inicial”.

“Vamos hacia un nuevo régimen jurídico previsional para dar certeza y tranquilidad; estamos reemplazando un sistema que era de riesgo de capital”, aseguró Miranda en el recinto.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Presupuesto, el correntino Fabián Ríos afirmó que el oficialismo pretende lograr la aprobación de esta ley “con el más alto nivel de consenso” y consideró que “la decisión del ’94 -de crear el sistema mixto- fue evidentemente equivocada”.

Ríos aseveró que “el sector privado falló y tuvo que salir el Estado a blindarse para proteger los fondos”, al remarcar que “el sistema solidario funciona cuando los más grandes entienden que los más chicos también tienen derecho”.

A su turno, el senador nacional del Frente para la Victoria por Santa Cruz, Nicolás Fernández, consideró que las AFJP fueron “desastrosas” a la hora de elegir sus inversiones y sostuvo que “nunca asumieron ningún riesgo” sino que “los únicos que lo tuvieron fueron los aportantes”.

Al defender el proyecto que elimina el sistema de capitalización privada, Fernández afirmó que los ciudadanos “no tienen perjuicio con este cambio”, tras enumerar los logros del gobierno nacional en materia previsional, entre los que destacó la libertad de opción, la movilidad y los 13 aumentos a los haberes.

Desde el ARI del Tierra del Fuego, el senador nacional José Martínez adelantó su respaldo al proyecto en general y en particular y cuestionó el régimen de capitalización, al afirmar que “el único que garantiza una vejez digna es el sistema de reparto”.

En tanto, el radical Ernesto Sánz, titular del bloque de senadores de la UCR, rechazó el proyecto y dijo que se trata de una “confiscación”, a la vez que puso en duda la capacidad de control del Consejo del Fondo de Garantía como la Comisión bicameral, creados a través del texto, para monitorear los fondos previsionales.

Al igual que lo que sucedió durante la discusión en Diputados, en el Senado serán varios los legisladores de la oposición que votarán a favor del proyecto en general, pero que manifestarán su voto negativo cuando se analice artículo por artículo.

Entre ellos aparecen el socialista Rubén Giustiniani, el neuquino Horacio Lores, y, aunque aún no lo definieron, los aristas fueguinos María Díaz y José Martínez.

En su discurso, Rubén Giustiniani si bien dio su voto positivo al proyecto oficial de eliminación del sistema de capitalización, hizo hincapié en su discurso en determinados puntos débiles de la ley aprobada.

Habló de imprecisiones que “pueden abrir puertas a reclamos judiciales”, y destacó que “esto podríamos haberlo mejorado”, con lo que se hizo eco de muchas de las críticas formuladas desde la oposición en el sentido de que el “apuro” oficial conspiró para el lógico tratamiento de una ley tan trascendente.

“Esta media sanción no garantiza mayor seguridad tal cual está planteada y deja serios interrogantes respecto a la sustentabilidad financiera en mediano y largo plazo”, se quejó también Giustiniani.

Durante el análisis en el plenario de comisiones del Senado, expusieron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el titular de la Anses, Amado Boudou; representantes de las AFJP y economistas, entre otros.

El proyecto del Poder Ejecutivo propone en su texto la eliminación del actual régimen de capitalización y garantiza a los jubilados que están en el sistema privado iguales o mejores beneficios que los que perciben actualmente.

La iniciativa establece que la administración de los fondos estará sujeta a la supervisión de una comisión bicameral de control de los fondos de la seguridad social y de un consejo integrado por empresarios, trabajadores, jubilados, funcionarios, entidades bancarias y legisladores.

Prevé, también, que la ANSES tendrá autonomía financiera y económica y que estará sujeta a la supervisión de la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social, creada en el ámbito del Congreso e integrada por 6 senadores y 6 diputados.

Uno de los puntos acordados con la oposición en Diputados, que permitió sumar más respaldos a favor de la iniciativa, dice que la totalidad de los recursos únicamente podrán ser utilizados para pagos de beneficios del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y prohíbe la inversión de los fondos en el exterior.

También, se aclara a través del proyecto que la ANSES “no percibirá por la administración de los fondos comisión alguna de los aportantes al sistema”.

En relación al Consejo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad encargado de monitorear los recursos del sistema, estará integrado por un representante de la ANSES, uno de la Jefatura de Gabinete de Ministros, dos del Órgano Consultivo de Jubilados y Pensionados, entre otros.


Fuente: Elparlamentario

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas