SEGUINOS

NACIONALES

El déficit fiscal creció un 71% en abril y 187% en un año

El gasto primario aumentó el 38% y los ingresos el 35%, el déficit financiero aumentó el 187% respecto del mismo mes del año pasado. Los objetivos de mediano plazo no siempre coinciden con los datos de corto plazo: aunque el Gobierno promete bajar el déficit, en abril el desequilibrio primario aumentó un 70% respecto del mismo mes del año pasado.

El desequilibrio de los gastos frente a los intereses fue $ 7770 millones, por un rojo de $ 18.664 millones del mes pasado contra $ 10.893 millones de hace un año, según informó la cartera de Hacienda.

De este modo, el déficit primario aumentó el 71% en un año y el 6% en los primeros cuatro meses del 2017 frente al mismo período del 2016.

El mes pasado, el gasto primario aumentó el 38% y los ingresos totales el 35 por ciento. Desde enero, la suba de los ingresos totales fue del 40% y la del gasto primario del 36%, según la planilla de la Secretaría de Hacienda.

El déficit financiero -luego del pago de la deuda- fue de $ 49.012 millones el mes pasado, con un aumento del 187% respecto del mismo mes del año pasado y del 47% en los primeros cuatro meses del año.

En particular, el gasto corriente aumentó el 35% el mes pasado y la misma cifra desde enero; las prestaciones sociales el 33% y el 40%, respectivamente; los subsidios económicos el 24% y el 7%; el 24% y el 7%; las transferencias a las provincias el 69% y el 116%; y los gastos de capital el 67% y el 45 por ciento. En el caso de la energía, hubo una suba del 57% el mes pasado, pero una caída del 45 por ciento desde enero.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, indicó en un comunicado que "transcurrido un tercio del año, el resultado primario alcanzó un déficit de 0,6% del PBI, y representa el 14% de nuestra meta anual, que es de 4,2% del PBl".

El funcionario explicó: "Seguimos normalizando las cuentas públicas con ingresos que crecen más que los gastos y con una reorientación del gasto público de acuerdo a nuestras prioridades. Destinamos cada vez más recursos a ampliar la infraestructura del país, con más obra pública, y a mejorar la situación de aquellos sectores más vulnerables. De cada cuatro nuevos pesos que se gastaron este año, tres los destinamos a obra pública y prestaciones sociales. Y de a poco vamos gastando menos en subsidios económicos. Todo ello en un marco de previsibilidad y consistencia que nos dan las metas fiscales".

Además, detalló que "en los primeros cuatro meses del año los ingresos crecieron 40% y los gastos 36%. El gasto de capital creció 45%, donde sobresale el incremento en la construcción de viviendas sociales, escuelas y jardines, y el transporte, como la ampliación de la red de autopistas y la mejora de los trenes. En el mismo sentido, las prestaciones sociales crecieron 40% anual, las cuales incluyen las jubilaciones, que crecieron 42%, y la Asignación por Hijo y Familiares, que crecieron 49%".

El director de la consultora Prefinex, Nicolás Bridger, dijo a LA NACION que, pese al aumento del déficit del mes pasado, "es posible cumplir con la meta anual" del 4,2%.

"Dada la influencia en el resultado anual de los ingresos por el blanqueo, creo que la variable relevante a monitorear es al incremento del gasto primario. En el caso de abril fue de 38% interanual, frente al 35% de los ingresos. Hacienda mencina una proyección de incremento de 25% interanual en mayo-junio. Es difícil pensar que pudiera darse una desaceleración tan importante, pero de cumplirse sería una señal positiva de cara a la dinámica fiscal", concluyó.

Fuente: www.telam.com.ar

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas