SEGUINOS

POSADAS

El documental sobre Yvonne Pierron está en su etapa final

La cineasta Marina Rubino participó el viernes en el Salón de las Dos Constituciones de la Cámara de Representantes del acto de homenaje a la monja francesa fallecida al cumplirse un año de su fallecimiento, tras largos años de vivir en la provincia. “Confiamos en que este año la tengamos lista para que empiece a participar de festivales y en breve la podamos tener, al menos un adelanto, en la provincia”, comentó.

Rubino destacó la personalidad de la extinta, quien fuera sobreviviente de la última Dictadura Militar. En tanto, sus compañeras Léonie Duquet y Alice Domont, ambas secuestradas y desaparecidas del régimen de terror que encabezó el presidente de facto Jorge Rafael Videla tras el golpe de Estado perpetrado el 24 de marzo de 1976.

“A mi como artista y como persona la figura de Yvonne me dejó mucho”, manifestó.

“El gobierno manifestó la voluntad de apoyarnos económicamente para lo que nos falta, que es muy poco pero para nosotros es imposible”, afirmó Rubino.

El documental “Yvonne” es financiado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) que se encuentra en etapa de postproducción. El largometraje cuanta, además, con el apoyo de la asociación “Abuelas de Plaza de Mayo”, la Universidad Nacional de Misiones, el Gobierno de la provincia, las Embajadas de Francia y Nicaragua, entre otras instituciones.

Homenaje en la Legislatura

Encabezaron el acto homenaje los diputados provinciales Oscar Alarcón y Silvana Giménez; la ministra de Derechos Humanos, Lilia Marchesini; Ramón Enríquez, quien fue amigo de la monja; y el subsecretario de Derechos Humanos, Alfredo Vázquez.

Marchesini anunció los alcances del proyecto “Yvonne Pierron, derechos humanos para ver y hacer”, convocatoria anual para la realización de audiovisuales con temática centrada en Derechos Humanos. La iniciativa fue entregada a la diputada Silvana Giménez para que pueda transitar el circuito legislativo.

“Esta es una forma de que Yvonne siga viva” a través de “trasladar con herramientas de las nuevas tecnologías miradas en el hoy, no necesariamente contando la vida de Yvonne sino homologando su trabajo y legado”, explicó la ministra.

Yvonne Pierron

Eligió la Tierra Colorada hasta el último día de su vida. Vivió en Misiones desde la década del 70. De profesión enfermera, siempre estuvo abocada al cuidado de la salud de los niños y ancianos.

Fue compañera de Alice Domon y Léonie Duquet, las monjas francesas secuestradas y sometidas a tormentos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y luego arrojadas al mar en 1977, durante la dictadura de la junta militar que presidió Videla.

“El entonces teniente de la Marina, Alfredo Astiz, fue el encargado de infiltrarse entre los familiares de las víctimas y entregarlas a los esbirros de la ESMA”, informaron desde Derechos Humanos. Frente a la desaparición de sus compañeras, la embajada francesa embarcó a Yvonne disfrazada de abuelita en silla de ruedas y la salvó de correr la misma suerte.

Yvonne volvió a la Argentina después del restablecimiento de la democracia. En Pueblo Illia, Dos de Mayo, fundó un hogar para aquellos que vivían lejos de la escuela y continuó hasta sus últimos días brindando asistencia a personas necesitadas y con una activa militancia por los derechos humanos.

“En toda lucha hay siempre un sobreviviente para contar la verdadera historia”, decía Yvonne en el libro “Misioneras bajo la dictadura”, publicado en mayo de 2009.

Descargar Semanario Seis Páginas