SEGUINOS

POSADAS

El equipo Argentino de Antropología Forense exhumó los restos de Susana Ferreira

Buscan constatar que los restos entregados a los familiares en 1976 son los de Susana Ferreira, docente y dirigente política, asesinada por la dictadura militar a fines de 1976. La investigación apunta además a esclarecer los motivos y la forma en que se produjo la muerte.

El martes en horas de la mañana, integrantes del equipo argentino de Antropología Forense exhumó, del cementerio “La Piedad” de Oberá, los restos de la docente  y dirigente política Susana Ferreira secuestrada y asesinada por la dictadura militar tras ser salvajemente torturada.


La exhumación fue ordenada por el Juez Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional de Posadas, Ramón Claudio Chávez, en el marco de la causa “Exp. N 1 – 1420/06 caratulado personal del Regimiento de Infantería de Monte 30 en el periodo comprendido entre los años 1976/1983, su privación ilegitima de la libertad, privación ilegitima de la libertad agravada por torturas, torturas seguidas de muerte”.


El pedido de los familiares responde a la necesidad de determinar fehacientemente la identidad del cuerpo entregado el 18 de diciembre de 1976 en cajón lacrado, “a mi y a una tía nos entregaron el cuerpo en Posadas en un cajón lacrado. Habían policías de civil que nos vigilaron todo el tiempo No pudimos abrir el cajón.  Solo alcanzamos a ver su rostro por una mirilla del cajón pero no es la forma de enterrar a un familiar. Es como una deuda que teníamos con mi hermana, sabíamos que se lo debíamos,” sostuvo Graciela


Ferreira, una de las 2 hermanas de Susana, que llegaron desde Neuquén, lugar donde residen desde hace aproximadamente 30 años. El equipo Argentino de Antropología Forense buscará además “los  motivos y formas en que se produjo la muerte y todo dato de utilidad para la investigación de la causa”.


Según los relatos de sobrevivientes  Susana habría sido visto con vida en Posadas, en el Departamento de Informaciones de la Provincia y de allí trasladada hasta el Regimiento de Infantería de Monte 30 de Apóstoles.   “Todavía falta precisar el lugar exacto de su secuestro porque ella andaba en un grupo pequeño integrado por Pedro Peczak y su esposa Matilde, pero hay un momento en que ellos, ya a fines de noviembre, porque Pedro cae el 23 de noviembre del 76, hay es donde ellos se separan y hay es donde se pierden las huellas de mi hermana”, sostuvo Graciela Ferreira, quien, además, agregó que “Susana fue salvajemente torturada y asesinada. Hubo un grado importante de ensañamiento con ella y por ese crimen alguien tiene que responder, los represores genocidas tienen que cumplir condena  en cárceles comunes por ese crimen”.


El expediente fue abierto a pedido de los familiares a principios del 2007 presentándose como querellantes la madre de Susana Ferreira,  Irene Concepción Ruiz Díaz, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia.


La exhumación realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) tuvo lugar ayer en la tumba ubicada en el sector 6, fila 6, sepultura 19 del cementerio “La Piedad” de la ciudad de Oberá. Encabezado por el Antropólogo Miguel Nieva, el médico forense Alberto Bossio y 2 miembros más del EAAF.


Estuvo presente el juez que entiende en la causa, Ramón Claudio Chávez, y los Secretarios actuantes, Adriana P. Soria. Además de las hermanas de Susana Ferreira, Graciela y Marta Ferreira junto al abogado querellante por la familia, Fernando Marcelo Cantelli, de la Subsecretaria de DD HH de la provincia, Amelia Rosa Báez, Juan Bautista Martínez y Rafael Pereyra Pigerl querellante en la causa en representación de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.


Desde las 9:15 comenzaron las excavaciones hasta llegar al féretro que contenían los restos de Susana Ferreira, los mismos, una vez exhumados, fueron depositados en sobres “de papel madera  debidamente identificados,  trasladados a la morgue judicial de la ciudad de Posadas, donde se realizará una limpieza, para que con posterioridad sean llevados a la morgue judicial de la ciudad de Buenos Aires, en  donde se practicará la corroboración de identidad, motivos y formas en que se produjo la muerte y todo dato de utilidad para la investigación de la causa”.


Hasta el cementerio de Oberá llegaron compañeros de la militancia de la dirigente.  Enrique Peczak, Graciela Franzen, el ex diputado provincial por el partido Auténtico Pablo Fernández Long, fueron algunos de los militantes sociales y políticos que compartieron esos años con Susana Ferreira y que estuvieron ayer en el cumplimiento de este “trámite Judicial” ordenado por el magistrado a cargo.


En tanto el juez Chávez destacó la trascendencia de lo ocurrido ayer en Oberá, una trascendencia que excede los requerimientos formales de la causa “más allá de los datos que pueda aportar a la causa esta era  una necesidad que tenían los familiares”, destacó el juez en el cementerio municipal de esa ciudad minutos antes de finalizado el trabajo en terreno del Equipo Argentino de Antropología Forense.  (movisocialmisiones.com.ar)


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas