SEGUINOS

Educación

El equipo argentino de robótica, con participación misionera, se destacó en el mundial de México

El equipo argentino de robótica se desempeñó con un gran puntaje durante toda la competencia mundial de robótica: First Global Challenge 2018, lo que le permitió quedar entre las primeras 48 puntuaciones y así acceder a competir en las eliminatorias, donde se alzaron con el décimo tercer puesto entre más de 175 países que también participaron de la competencia. El equipo argentino está formado por Cynthia Beutler (Misiones) y Federico Caputo, Timothy Ma, María Candelaria Ruíz Casas, Tomás Hermida Mancini y Federico Cassina Carbia (Buenos Aires). Este equipo de estudiantes que representa a la Argentina fue declarado de interés por la Cámara de Diputados de la Nación, el 4 de julio pasado.


Antes de entrar en la última ronda de competencias, Cynthia, la competidora misionera remarcó que “Nosotros queremos resaltar, sobre cualquier otra cosa, el factor de la colaboración y la convivencia global en pro del beneficio de todos lo que habitamos el plantea. Este evento, más que una competencia en sí, es una gran oportunidad para conocer estrategias e intercambiar ideas”.

Cynthia Beutler tiene 17 años y estudia en la Escuela de Robótica en Misiones, la única de carácter gratuito en nuestro país. Fue seleccionada para formar parte del grupo que representó a la Argentina en el “Mundial de robótica”, que se estuvo desarrollando en México. Se destacó participando en los aspectos mecánicos de la construcción del robot con el que lograron el 13 puesto entre más de 175 países que participaron. Cynthia viajó junto a Marcos Lugo, quien se desempeña como Facilitador en la Escuela de Robótica, orientada a la programación, la robótica y la “cultura maker”, que complementa la educación formal de alumnos de 5 a 20 años.

Ella fue elegida por cumplir una serie de requisitos necesarios para participar de la competencia como hablar inglés y tener la capacidad para trabajar en equipo en la resolución de problemas. Para unirse al resto del equipo, tuvo que viajar a Buenos Aires durante 12 fines de semana seguidos junto a Marcos. Cada viernes a la noche comenzaban el viaje, para estar la mañana del sábado en la sede de Educabot en Parque Centenario, para darle forma al robot junto a sus compañeros porteños. Terminaban por la tarde, y a la noche, de nuevo a emprendían el viaje hacia Misiones.

El formato del evento, que pretende una convivencia estudiantil a nivel internacional, gira en torno a la conformación de diferentes alianzas con la finalidad de resolver simulaciones de problemáticas globales de impacto general. Por ejemplo, generación de energía a partir de estrategias novedosas y, quizás, poco abordadas desde la perspectiva del enfoque público. En esta modalidad de competencia, lo equipos cuentan con una hora para ponerse de acuerdo con sus respectivas alianzas y armar la mejor estrategia para desempeñarse como equipo de la mejor manera posible.

Los robots fueron ubicados en una ciudad simulada y tuvieron como misión generar la mayor cantidad de energía, tanto desde turbinas eólicas, como paneles solares, energía de combustión y de reacción. Los robots resolvieron situaciones, algunas mediante el comando de un control remoto y otras en forma automática, para lo cual debían estar previamente programados.

Descargar Semanario Seis Páginas