SEGUINOS

Sin categoría

El extraño caso del pueblo donde vota gente que no vive ahí

Colonia Almafuerte pertenece al departamento Leandro N. Alem. Tiene en sus proximidades a los municipios de Alem, Caa Yarí, Olegario Víctor Andrade, Bonpland y Candelaria. Es una de las pocas localidades donde ganó el candidato a Gobernador del Frente Para la Victoria. Según los datos del escrutinio definitivo, el porcentaje de concurrencia el domingo 26 superó el 85 por ciento. Estaban habilitados para emitir su voto 840 empadronados aproximadamente. Curiosamente – o no tanto- hace algunos meses cerca de 60 residentes de la zona de Alem solicitaron en dos días el cambio de domicilio hacia Almafuerte en el Registro de las Personas de Oberá. Pero lo verdaderamente llamativo es que en el padrón figuran como electores, personas que no viven en los lotes donde aparecen registrados, sino en otros lugares correspondiéndoles, en tal caso, otro lugar de votación. Un equipo /c6 llegó hasta la zona para conocer más de esta aparente irregularidad. Habló con gente del lugar y varias personas informaron que muchos que figuraban en un lote no vivían en ese terreno. En el padrón aparecen familias que supuestamente residen en parcelas de Colonia Almafuerte pero en realidad viven en otro sitio, como los Cardozo, ocupantes del lote 82 pero sus integrantes viven en Picada Finlandesa, municipio de Caá Yarí.

El intendente Pedro Darío Pietrowski logró imponerse una vez más -va por el cuarto mandato- en los comicios. Llevó su boleta junto con la del senador Luis Viana. Explicó que Almafuerte tiene tres secciones, entonces el mismo número de lotes se repite tres veces. Inclusive más veces cuando la unidad productiva, que son 25 hectáreas, está subdividida en dos o tres fracciones. “Eso hace que un mismo número de lotes a lo mejor aparezca con otra persona que no es la que está residiendo en el lugar. La gente no actualiza el domicilio”, argumentó.

El vecino Aldo Lindwick, con los padrones electorales en la mano, comentó que los lotes donde supuestamente viven familias son de 22 hectáreas. “Mucha gente que figuró como poblador de esos terrenos no vive en ellos”, resaltó cuando se le consultó sobre esta situación.

En el padrón figuran familias viviendo supuestamente en parcelas de Colonia Almafuerte pero en realidad viven en otro lugar, como la familia Cardozo, ocupante del lote 82 pero sus integrantes viven en Picada Finlandesa, en Caá Yarí.

Lo que se encontró en la zona fueron las ruinas de un antiguo secadero.

Según los datos del Escrutinio definitivo, el domingo 26 votó el 89.46 por ciento de asistencia. Aproximadamente 755 personas, concurrencia casi perfecta.

Curiosamente, en esa zona eminentemente rural el candidato del Partido Agrario y Social obtuvo 1 voto.

El intendente de Almafuerte, Pedro Darío Pietrowsky, destacó que las elecciones ese domingo 26 se desarrollaron en forma normal, con una buena participación de la ciudadanía “aunque con algunas cuestiones que se pueden dar en el dia de la elección con las otras fuerzas políticas pero ninguna que salga fuera de lo normal”, observó el Jefe comunal cómodamente sentado en su sillón comunal, el cual ocupa desde hace más de una década.

En forma satisfecha, remarcó que la representación política que lo llevó como candidato, una vez más, superó el 50 por ciento de los votos.

Explicó que el municipio tiene tres secciones, entonces el mismo número de lotes se repite tres veces. Inclusive más veces cuando la unidad productiva, que son 25 hectáreas, está subdividida en dos o tres fracciones. Eso hace que un mismo número de lotes a lo mejor aparezca con otra persona que no es la que está residiendo en el lugar. “La gente no actualiza el domicilio. Por ahi está fuera de lo que pide el Registro Nacional -admitió-, que actualicemos nuestro domicilio. Pero hay gente que hace muchos años vivió en el lugar, por cuestiones laborales o de familia está residiendo en otra localidad pero siguen teniendo su domicilio acá”.

Para el funcionario municipal, eso no es una decisión que la tome él como responsable de la Municipalidad, sino que es una decisión que cada persona lo tome libremente, observó. “Las personas migran.Porque por una cuestión laboral vive un tiempo en un lugar, luego se muda pero no actualice su domicilio. Eso no quiere decir que sea un fantasma o que sean inexistentes”, dijo como para aventar sospechas.

Pietrowski mencionó en la entrevista que existe un problema de actualización de domicilio. “En febrero algunas personas intentaron hacer cambios masivos al municipio y se encontraron con que el corrimiento de la fecha de elecciones los dejó fuera de término. No reunían los seis meses para que sean incluidas dentro del padrón”, afirmó al recordar ese extraño comportamiento de unas 60 personas que pugnaron irse de la zona de Alem para asentarse dentro de los límites de Almafuerte.

Recordó también que “hace años” hay gente que no está residiendo en el municipio y sigue estando en el padrón. “Es porque o no hizo su actualización de domicilio o porque la Secretaría Electoral todavía no actualizó ese cambio”, sostuvo Pietrowski.

Sin embargo, la irregularidad estaría comprobada puesto que en esa jurisdicción votó gente que no viven en algunos lotes pertenecientes a Colonia Almafuerte.

De acuerdo con los resultados del domingo 26, el total de inscriptos para sufragar en cuatro mesas fue de 844; en tanto el porcentaje de votos emitidos fue del 89,46 por ciento.

La Unión Cívica Radical obtuvo 4 votos; la Unión del Centro Democrático, ninguno; el Partido Socialista, 2; el Agrario y Social, 1 voto; Trabajo y Progreso, 4 votos; el Movimiento Social para una Mejor Vida, 1 voto; el Frente de la Esperanza, 1 voto; Frente Renovador de la Concordia, 306; el Frente Para la Victoria, 379 votos. Votos en blanco, 41.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.