SEGUINOS

POSADAS

El federalismo bien entendido que siempre es una deuda pendiente

El estallido del conflicto Gobierno-Cablevisión en el proveedor de Internet, Fibertel proyectó sombras sobre la provincia, habida cuenta que los sustitutos virtualmente no existen y el que más se le acerca arriesga transformarse en un deficiente monopolio. Porque encabeza los reclamos de los usuarios de toda la provincia, en las demandas presentadas ante Defensa del Consumidor. Lamentablemente estas situaciones no son nuevas y hasta involucran a la Justicia.

La Corte Suprema fallando al interior de acondicionadas oficinas de Buenos Aires se pronunció en contra de una ley provincial que establecía un tope al cobro del flete por traslado a domicilio de las garrafas de gas, de modo que el usuario misionero volvió a experimentar el destrato que sufre todo rehén: paga el precio que se les ocurre fijar a las distribuidoras y la llamada garrafa social deja de tener vigencia. Sólo valdrá 16 pesos si se compra en la fraccionadora o en la distribuidora y se traslada a pié o en vehículos no acondicionados a tal fin –desde bicicletas a autos particulares, taxis o remises-.




La decisión tomada con el mencionado proveedor de Internet pasa algo parecido aunque no en materia de retribución por el servicio sino en cuanto a la conectividad en sí. Porque además no hay sustitutos equivalentes, excepto en el caso de Arnet, la proveedora de Telecom que encabeza los reclamos en Defensa del Consumidor por el deficiente servicio que presta. Los demás proveedores que figuran en una lista de la Comisión Nacional de Comunicaciones no proveen el servicio de banda ancha requerido y funcionan con el sistema de pent drive que es anacrónico para empresas, por ejemplo, ya que tiene una velocidad de medio mega, cuando la banda ancha provista por fibra óptica es de hasta 3 megas. El sistema de esta suerte de modem diminuto puede ser funcional al uso domiciliario de un ama de casa o un estudiante secundario, por ejemplo.



El mero hecho de incluir a estos servidores como posibles sustitutos del servicio objetado pone en evidencia la falta de conocimiento de la realidad de una provincia “del interior” del país por parte de funcionarios de la CNC. Lo corrobora inclusive el hecho de que barrios como Villa Cabello, la vecina localidad correntina de Ituzaingó o un punto del ingreso a Posadas conformado por una rotonda y que se llama La Rotonda estén incluidos en la página web de la CNC como “ciudades” del interior de Misiones.



Buenos Aires nunca pudo aprobar geografía del nivel primario. Esa que se da en las escuelas para que cada uno sepa qué provincias integran el país, cuáles son sus capitales, dónde se ubican. A pesar de los 200 años transcurridos, la materia sigue estando pendiente de aprobación. Sería en consecuencia más que oportuno que se escucharan los reclamos provinciales y específicamente el de Misiones que dice “acá no termina sino que comienza el país”.(ver www.seispaginas.com o Semanario Seis Paginas edición Nº 39 versión papel)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas