SEGUINOS

POSADAS

El fenómeno Cristina complica el panorama de la oposición

La polémica por las llamadas listas “colectoras”, es decir la posibilidad que un partido apoye candidaturas de otra fuerza política -como la fórmula presidencial- han motivado nuevas y virulentas críticas de la oposición que no encuentra forma de enfrentar el fenómeno Cristina. Es decir la posibilidad de quebrar la intención del voto que la coloca primera y a mucha distancia de un posible competidor. Al punto que varias provincias gobernada por dirigentes de la oposición –algunos con aspiraciones a la primera magistratura- buscarían adelantar las elecciones quitando la figura de la Presidenta al hacerlas provinciales. De tal modo buscarían crear una sensación de “fracaso” si en sus distritos ganan la gobernación. Porque aunque no sea una real evidencia del humor del electorado respecto de la Jefa de Estado podrían de ese modo vulnerar su imagen ascendente –porque sigue en ascenso-.

Eso llevaría a que, en Provincias donde la adhesión a la figura presidencial es muy alta como Provincia de Buenos Aires y Misiones, por dar dos casos en los que las figuras provinciales también tienen peso electoral propio sin competidores a la vista, se decida también un adelantamiento provincial, impidiendo así el efecto negativo que pretende la oposición.



 



Otro debate que están agitando desde la esfera opositora es el de las colectoras, por la misma razón. Corren el riesgo que a la fórmula presidencial que inicialmente podría ser del partido Justicialista se sumen partidos políticos provinciales y vecinales adhiriendo, lo que el efecto Cristina se potenciaría aún más.



 



En este debate hasta ha ingresado el peronismo de provincia de Buenos Aires, donde la figura de Daniel Scioli no tiene competidor. Pudo verse en este verano como miles y miles de personas se agolpaban en espectáculos artístico-populares al aire libre y el gobernador podría mostrarse y recibir el aplauso de los presentes –ocurrió en el espectáculo de Pimpinella transmitido en vivo por un canal porteño-. En esta provincia los que plantean resquemores son los intendentes –de poderosos municipios de más de un millón de habitantes- que no quieren ver desdibujarse los propios votos. La situación debería resolverse en la reunión del PJ bonaerense a la que convocó para el 19 de este mes, el dirigente camionero Hugo Moyano que preside el partido en el distrito más poblado del país.



 



En el caso de Misiones un adelantamiento tendría también por cometido aclarar las cosas. Porque si no hay colectoras la candidatura de Cristina la llevará solo el PJ, cuando es el Frente Renovador la fuerza política con el mayor caudal electoral y mayor identificación con la Jefa de Estado. Un adelantamiento de las elecciones a nivel provincial dejará en claro quién es quién en el plano político provincial, definirá el nuevo gobernador con claridad. Después vendrá entonces la elección presidencial y la libertad de votar por Cristina.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas