SEGUINOS

ECONOMIA

El Gobierno está negociando una línea de crédito, ahora con el Tesoro de EEUU

El rumor de los últimos días cobra fuerza y ahora está mucho más cerca de materializarse. Luego del apoyo que brindó el martes Donald Trump a la Argentina y la política de Mauricio Macri, Infobae pudo saber que se está negociando con el Departamento del Tesoro de ese país una línea de crédito contingente cuyo objetivo central sería estabilizar el peso y, sobre todo, dar fuerte golpe de efecto que quiebre la desconfianza y las dudas de los mercados.

Así, el soporte y las palabras de Trump tendría un correlato en billetes contantes y sonantes. La cifra se está discutiendo, pero se hablan de entre USD 5.000 y 10.000 millones. El préstamo serviría, además, como un mensaje implícito de EEUU para Turquía y otros países: una suerte de “a los amigos se los ayuda”; al resto, nada.

“La Argentina es un socio estratégico de los Estados Unidos y el presidente Mauricio Macri está haciendo un excelente trabajo frente a las dificultades económicas y financieras”, dijo ayer el presidente Trump en un comunicado de apoyo a la Argentina.

Minutos después de emitido el mensaje, el ministro de Economía Nicolás Dujovne ingresó al Departamento del Tesoro de EEUU, en la Avenida Pensilvania al 1500, a pocos metros de la Casa Blanca, donde se reunió con Steven Mnuchin, secretario de Tesoro, y David Malpass, subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales.

No hubo fotos, pero sí muy buen clima. Con todo, la reunión no fue sólo protocolar. Además del “follow on” (o seguimiento), como lo definieron el martes fuentes de Economía desde Washington, de la charla de Macri con Trump, en la reunión se habló de la posibilidad concreta de acceder a esta línea crediticia.

Dujovne llegó al Tesoro por recomendación de Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional. Hubo conversaciones previas al viaje y alguna duda sobre, al menos, la velocidad que se podrían aprobar los pedidos de la Argentina. Según pudo saber Infobae, al FMI no le cayó del todo bien el breve mensaje de Macri de hace una semana, cuando en menos de dos minutos comunicó que iban a ampliar nuevamente el préstamo que se aprobó en junio. Lo que tendría que haber sido una solicitud se comunicó como algo que estaba cerrado. Por eso, y al no haber casi margen para más demoras, las autoridades locales pidieron el apoyo de Trump y la gestión posterior con Mnuchin.

Luego, oficialmente, Dujovne y su equipo se reunieron con Lagarde. No hubo grandes detalles pero se habló de “avance” en las negociaciones. Con todo, el ministro argentino mencionó que no se puede, por ahora, “hablar de tiempos”.

“Desde 1959, el Tesoro EEUU (vía Exchange Stabilization Fund) ha prestado a Argentina en 12 ocasiones distintas. La última en 1995. Algunas de estas líneas de crédito no fueron utilizadas y aquellas que si, fueron totalmente pagadas”, detalla el analista Sebastián Maril, de Research for Trader.

Con Dujovne que llega este miércoles al país, siguen las negociaciones. El préstamo contingente del Tesoro podría llegar rápido, incluso antes que la aprobación del nuevo acuerdo con el FMI.

Sebastián Catalano

infobae.com

Descargar Semanario Seis Páginas