SEGUINOS

NACIONALES

El Gobierno lanzó una serie de medidas para reforzar los controles en la frontera y los aeropuertos

Nuevas tecnologías, controles exhaustivos en coordinación con otros países, fronteras menos porosas y programas de fomento a una inmigración ordenada. El Gobierno puso en marcha una batería de medidas destinadas a lograr una “Argentina más segura” y evitar problemas migratorios en los ingresos al país.

Por medio de diferentes iniciativas que impulsa la Dirección Nacional de Migraciones, el gobierno nacional avanza hacia un esquema de control de fronteras e ingresos en los aeropuertos de la Argentina más riguroso y en línea con las medidas de seguridad de los países más desarrollados.

Según expresaron a Infobae fuentes calificadas del gobierno, la Dirección de Migraciones que dirige Horacio García y que depende del ministro del Interior Rogelio Frigerio, la Argentina contará en lo inmediato con un esquema de control migratorio más moderno y destinado a dar mayor seguridad en el ingreso de extranjeros.

“La idea es que haya pasos fronterizos y aeropuertos más seguros para estar a la altura de los países del primer mundo y generar así un país más confiable”, explicó un funcionario del gobierno que trabaja en este proyecto.

Entre las medidas que dispuso la Dirección Nacional de Migraciones recientemente y aquellas propuestas que se verán en lo inmediato figuran los siguientes temas:

Puertas biométricas: desde el año pasado que el gobierno instaló 6 puertas biométricas en diferentes aeropuertos del país y pasos fronterizos para agilizar la circulación de viajeros y ofrecer un sistema más seguro de reconocimiento de datos. Ahora la intención del gobierno es instalar otras 15 puertas biométricas en el aeropuerto de Ezeiza, en la salida de Buquebús en Buenos Aires, en el puesto de Migraciones de Colonia y en Rosario. Así se buscará un control más exhaustivo de pasajeros.

Sistema biométrico: en paralelo a las puertas biométricas se instalará en los pasos fronterizos más relevantes del país un sistema informático de control biométrico manejado por personal de Migraciones que servirá para el reconocimiento facial y evitará problemas de control de identidad por el desgaste en la huella dactilar de los que ingresen al país. “Ahora ya no habrá justificación para no pasar por pasos fronterizos no habilitados. En muchos casos los que ingresaban al país veían que había una demora en los pasos legales por lo que iban por un paso no habilitado. Ahora ya no habrá excusas”, dijo un funcionario del gobierno. Así, este sistema se aplicará en una primera instancia en los centros de control de migraciones de Iguazú, Formosa y Paso de los Libres que son los que mayor flujo migratorio tienen por tierra.

Convenio de antecedentes: el gobierno acaba de firmar con México y Perú un convenio de reciprocidad por el que cada país está obligado a entregar a las autoridades migratorias los antecedentes penales de aquellas personas que hayan tenido causas judiciales. De esta manera, la Argentina podrá evitar el ingreso de aquellos extranjeros que tengan antecedentes penales tal como lo estableció un decreto que firmó Mauricio Macri en el 2017. Hasta ahora hay algunos países de la región que no aportan estos datos por lo que un extranjero con causas penales podía ingresar al país sin ser detectado. La intención del gobierno es avanzar en convenios de reciprocidad similares a los que se acordó con Perú y México con otros países de la región.

Datos on line con el mundo: la Dirección de Migraciones acaba de firmar un acuerdo con 42 países para que se realice un control biométrico on line en forma compartida en red. Este acuerdo lo impulsó Australia y se firmó la semana pasada en un encuentro que hubo de directores de Migraciones de 42 países de la región y del Commonwealt (grupo de países de origen inglés). Así, cada vez que ingrese una persona a la Argentina automáticamente sus datos estarán chequeados con los sistemas de seguridad de los 42 países firmantes. Este será un sistema más de seguridad que se agrega a la red de Interpol que ya existe y que funciona en simultáneo con la base de datos de Lyon.

Visado electrónico: para agilizar los trámites migratorios y dar mayor seguridad el gobierno argentino acordó con Estados Unidos convenio para instalar un sistema de consulta de los visados que ofrece ese país. De esta manera, una persona que tenga un visado de Estados Unidos y quiera viajar a la Argentina automáticamente se constatará por medio de un sistema on line el otorgamiento del visado electrónico que dio Estados Unidos para homologarlo con el sistema argentino y darle ingreso al pasajero. Este esquema tiene un doble efecto: agilizar el control migratorio y contar un mayor respaldo de seguridad los pasaportes y visados.

Orientación de flujo migratoriorio: el gobierno empezará a realizar una prueba piloto con Rio Negro para poner en marcha un programa de flujo migratorio a fin de que los extranjeros que vengan a trabajar al país puedan ser aconsejados para ir a algunas provincias que requieran de puestos de trabajo genuino a fin de que no se queden sólo en Buenos Aires. La intención es repartir la carga laboral de los extranjeros en otras provincias y que no haya una concentración en la Capital. Este esquema se irá repitiendo con otras provincias.

En paralelo a todas estas medidas el gobierno espera la decisión de la Corte Suprema sobre la viabilidad legal del decreto 70/2017 que endureció los controles migratorios para expulsar a los extranjeros que tienen causas judiciales o cumplan condena. Este decreto fue declarado “inconstitucional” por la Sala V de la Cámara Contencioso y Administrativo pero el gobierno apeló esa decisión por lo que ahora la Corte Suprema debe definir su validez. En el gobierno aseguran que actualmente hay 1051 extranjeros en condiciones de ser expulsados ya que tienen causas judiciales.

A la vez, desde la Casa Rosada rechazan las críticas al decreto 70/2017 que califican esa medida como discriminatoria al sostener que el gobierno impulsa una política migratoria “inclusiva” ya que en los últimos dos años creció exponencialmente la cantidad de radicaciones de extranjeros. Esta cifra llegó a unos 285.000 radicaciones en los últimos dos años.

Fuente: Infobae.

Descargar Semanario Seis Páginas