SEGUINOS

POSADAS

El Gobierno las asiste, pero las familias se quedaron en el lugar del incendio

Los vecinos afectados por el incendio del martes, no quisieron moverse del lugar siniestrado y a pesar de las ayudas oificiales ofrecidas, dijeron que no querían trasladarse al Polideportivo El Zaimán “porque queda muy lejos y tenemos que trabajar”. Afirmaban que no podían afrontar el precio de los pasajes, aunque desde Defensa Civil informaron que hasta los pasajes les fueron ofrecidos y también el cuidado de los 30 niños que hubieran quedado en el Polideportivo mientras sus padres trabajaban. Sostienen los afectados que no se moverán del lugar hasta tener una casa nueva. Lo cierto es que eran intrusos en el lugar en el que se encuentran, ya que se trata de predios fiscales.

El lugar es apenas un pasillo, ahora desolado, donde pasaron la noche las 70 personas que vivían en las 16 precarias casillas, destruidas totalmente por el incendio. Funcionarios tanto Defensa Civil, como el Ministerio de Desarrollo Social intentaron persuadir a las familias, entre las que también hay personas mayroes, de pasar la noche más seguros en el Polideportivo, donde se habían acomodado, camas, colchones, alimentos para aseguirar las cuatro comidas del día.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas