SEGUINOS

ESPECIAL

El Gran Capitán traspasó la densa cortina de humo en su recorrido mesopotámico

El tan cuestionado tren es el único que traspasó la cortina de humo que aisla a la Capital Federal del Litoral, destacó una publicación porteña. Agregó que a quienes van a ir a votar a Paraguay no les queda otra que tomarlo hasta la estación terminal Posadas. Un pasaje a Misiones cuesta 65 pesos en clase turista y 85 en primera. Las condiciones de los vagones y del viaje dependen de la paciencia de los viajeros, observa.

En febrero casi desaparece del mapa de los medios de transporte porque el Gobierno Nacional había considerado quitarle la licencia a Trenes Especiales Argentinos, (TEA) el concesionario de este servicio, luego de que se diera a conocer el pésimo estado de las vías y del tren, y que concluyera en 48 horas un viaje que debería haber durado 26.


En la estación Federico Lacroze, lugar de partida, informan que la hora de salida es los viernes y los martes a las 10.50, pero a qué hora será la llegada a Misiones nadie lo sabe. No importa, es la única opción para atravesar el límite que marcan los focos de fuego.


“Hoy (por el viernes) es una salida especial”, contaban las operarias del “Gran Capitán” y explicaban: “Muchos paraguayos se están yendo a votar y además los que tienen que estar sí o sí en Entre Ríos, Corrientes o Misiones tienen que tomarlo porque no queda otra vía terrestre”. La próxima salida será el martes a las 10.50.


Un pasaje a Misiones cuesta 65 pesos en clase turista y 85 en primera. Las condiciones de los vagones y del viaje dependen de la paciencia de los viajeros. El recorrido une pueblos y ciudades del interior de las provincias a las que no les queda otra que utilizar este servicio.


El Gobierno nacional y la provincia de Corrientes acordaron lanzar una nueva ofensiva para desplazar a la empresa privada que opera el tren de pasajeros entre Lacroze y Posadas y reabrir el proceso licitatorio destinado a seleccionar al nuevo concesionario del servicio.


El prolongado conflicto que mantiene la Secretaría de Transporte con la firma TEA , que desde hace cuatro años está corriendo sin la aprobación oficial, comenzó a resolverse a favor de la Nación con la aparición de dos fallos judiciales que dejaron sin sustento la posición de la empresa privada.


Con las sentencias favorables, ahora la Secretaría de Transporte que comanda Ricardo Jaime se apresta a retomar en forma transitoria la operación del servicio que une la Capital Federal con las provincias mesopotámicas.(Críticadigital.com)


 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas